El gigante chino Zongshen ha patentado un curioso y complejo sistema de dirección en la rueda trasera para desarrollar un scooter anfibio, como si de un vehículo de James Bond se tratara, pero con menos glamour.


Como lo oyes, Zonghsen está trabajando en un scooter anfibio tal y como se aprecia en las patentes filtradas. El sistema depende de un cambio en la dirección del vehículo, que en este caso deja de encontrarse en la parte delantera para estar en la rueda trasera. Con esta aptitud, que ahora veremos, la rueda trasera se encuentra en orientación longitudinal para circular por "tierra" (asfalto), con ciertos grados de operatividad para girar y maniobrar, mientras que en su modo "acuático", rota 90º para disponerse transversalmente y funcionar como hélice. Suena a coña pero así es.

Zongshen moto scooter anfibio bikeleaks 5

Esta es la patente filtrada del scooter anfibio Zongshen donde mejor se puede apreciar el concepto. Como idea no es mala, pero el mecanismo por el cual Zongshen tiene que pasar para lograr esta dualidad y aptitud es... bastante complejo.

Zongshen moto scooter anfibio bikeleaks 4Lo primero que Zongshen ha hecho es equipar a la carrocería con una estructura de acero con cuatro flotadores internos, capaces de mantener en flotabilidad al scooter. Luego, como ya hemos mencionado, dotar de movilidad al eje trasero, relegando la maniobrabilidad al mismo tanto por agua como por "tierra".

Para la propulsión por agua, como es evidente, se encarga la rueda trasera en su posición transversal, funcionando como hélice propulsora. Aquí radica la complejidad del invento, ya que requiere que la suspensión trasera permita estos excesivos grados de movilidad o rotación mientras sigue funcionando. Pero la cosa no queda ahí, ya que el otro problema al que se tiene que enfrentar es la transmisión motriz, tanto para el agua como para circular por "tierra". Esto lo hace gracias a un motor eléctrico que se encuentra encima de la suspensión trasera y acciona el movimiento mediante una rueda dentada con ejes y engranajes cónicos. Estos ejes discurren a través del bastidor en forma de U al que está conectada la suspensión.

En cuanto a la transmisión para uso por tierra está provista de un elemento de compensación que permite un movimiento vertical telescópico mientras sigue ofreciendo la motricidad, todo ello a través de los mencionados engranajes.

Por ahora no conocemos mucho más, incluso desconocemos la aplicación práctica más allá de la obviedad, pero en un escenario real nos cuesta vislumbrar su sentido. Nuestros compañeros de Motorrad bromean con la teoría de que se trata del nuevo vehículo de James Bond, pero nosotros seguimos sin verlo. Le falta potencia.

Como siempre, tendremos que esperar para conocer más sobre este vehículo anfibio, si es que se llega a materializar, y cómo, dónde y porqué serán algunas de las preguntas que podremos responder. Mientras, solo nos queda elucubrar.