Valentino Rossi y Maverick Viñales, satisfechos con la nueva Yamaha

El Movistar Yamaha ha cuajado un positivo inicio en los test de MotoGP 2017 en Sepang. Pese a que las posiciones de Viñales y Rossi pueden no reflejar las sensaciones, lo cierto es que ambos pilotos han acabado muy contentos por las mejoras que ha introducido Yamaha de cara a estos entrenamientos de pretemporada en la M1.




Como ya sucediera en 2016, parece que Yamaha arranca el año con un buen punto de partida. El trabajo en Iwata este invierno ha dado sus frutos y tanto Valentino Rossi como Maverick Viñales han tenido buenas palabras a la hora de hablar de la nueva moto de 2017. Pese a que el italiano no ha podido aprovechar la jornada por un fuerte dolor de cabeza que le ha obligado a demorar dos horas su salida a pista, asegura que la toma de contacto ha sido positiva.

«Hemos probado por primera vez la “verdadera” moto, la que usaremos esta temporada, y por suerte es mejor que la antigua. En Japón han trabajado bien sobre la el motor y la electrónica. Mañana probaremos un chasis ligeramente diferente», comentaba Rossi, ensalzando la labor de Yamaha durante el parón invernal.

Además de los problemas físicos durante las primeras horas de la mañana, la jornada se ha visto marcada por la aparición de la lluvia cuando restaban dos horas, lo que sólo ha permitido a Rossi rodar durante 27 vueltas, teniendo que conformarse con la octava plaza a un segundo de Stoner. Pese a ello, el #46 ha tenido tiempo de extraer una lectura positiva de la nueva M1: «La primera impresión es que con el motor hemos mejorado en aceleración y velocidad máxima. Esta moto está realmente bien hecha, incluso en los pequeños detalles, y ha sido una sorpresa».

Además, Rossi confirma que una de las mayores dificultades de Yamaha el año pasado durante la segunda parte de campeonato podría tener los días contados: «El problema más grande el año pasado era que gastábamos mucho el neumático trasero y aquí hemos encontrado algunas soluciones interesantes».

 

Viñales sigue deslumbrando


Maverick Viñales, el nuevo fichaje del Movistar Yamaha, empieza el año a un gran nivel, tal y como acabó el 2016. Después de las tomas de contacto de Valencia y Sepang, ambas muy positivas, el gerundense sigue por el buen camino y, al igual que Rossi, destaca que la M1 tiene mucho potencial: «Estoy contento porque realmente me he sentido a gusto con la moto, después de diez vueltas ya me sentía como en Valencia o como en el anterior test aquí. El equipo ha hecho un gran trabajo, tenemos muchas piezas nuevas para probar así que es difícil concentrarse en hacer sólo el tiempo en una vuelta».

Viñales también confirma la mejora en el motor: «Es más potente», comenta al respecto. «Hemos trabajado en muchas direcciones, sobre todo buscando el ritmo de carrera, que es lo más importante ahora. Puedo hacer una vuelta muy rápido, pero tenemos que trabajar en el desgaste del neumático».

Aunque los dos pilotos oficiales de Yamaha han empezado tercero -Viñales- y octavo -Rossi- en un día dominado por Ducati, desde Iwata se frotan las manos con el comienzo de 2017. La nueva Yamaha YZR-M1 2017 ha convencido a la dupla del Movistar Yamaha.