La primera cita del Campeonato del Mundo de Resistencia supuso el debut de la nueva Yamaha YZF-R1M en una competición mundialista y la puesta de largo, que tuvo lugar en las 24 horas de Le Mans dejó escenas tan bonitas como esta.

 

En las carreras de resistencia no todo es velocidad. Tan importante como un buen ritmo en pista es la constancia y para que todo fluya correctamente, el paso por boxes ha de ser tan preciso como el trabajo de un cirujano. Yamaha ha tenido a bien crear esta pequeña joya que nos ilustra perfectamente el preciso trabajo de un equipo de resistencia en un proceso crucial de estas carreras tan apasionantes.

Las 24 Horas de Le Mans, nos dejaron preciosas  imágenes como estas.