Los proyectos Yard Built no paran de crecer y, fruto de una nueva colaboración con Wrenchmonkees llega esta nueva Yamaha XJR130 «Skullmonkee» que se ha presentado hoy en París.

Fotos: Yamaha Yard Built

Es de recibo reconocer que Yamaha tiene el mérito de haber lanzado la apuesta más fuerte y consistente por el mundo de las personalizaciones y preparaciones. Primero llegaron los proyectos Hyper Modified, que produjeron versiones muy preparadas y potenciadas de las V-Max y T-Max de la firma nipona.

Los proyectos Hyper Modified, que ponían el tiro en las prestaciones, dieron paso a los proyectos Yard Built, un nuevo concepto que se alineaba con las tendencias de personalización que tanto auge han adquirido en los últimos años.

Yamaha XJR1300 2015 Wrenchmonkees SkullmonkeeLa última creación de los Yard Built Project es fruto de la unión de Yamaha con los daneses Wrenchmonkees que, con la nueva «Skullmonkee» han dado vida a su tercera creación dentro de esta serie de proyectos.

La «Skullmonkee» toma la base de la Yamaha XJR1300 2015 para crear una versión que cuenta con los accesorios más minimalistas que han podido conseguir, mientras que se han incorporado piezas hechas a mano por Wrenchmonkees como son las tapas del motor que heredan el estilo de la primera de las colaboraciones entre Yamaha y este taller danés, la «Monkeefist».

Yamaha XJR1300 2015 Wrenchmonkees Skullmonkee

Detras el espectacular faro, se esconde un velocímetro MSM que combina también el negro-amarillo tan característico de esta Skullmonkee.

Los semimanillares de aluminio están firmados por LSL Speed Mach, a los que se ha incorporado sendos puños Biltwell y, entre ellos, se ha instalado un pequeño velocímetro MMB, un conjunto de accesorios que está presidido por un espectacular faro amarillo hecho en casa por WM.

Los frenos están encomendados a un sistema completo Beringer compuesto por una bomba y sendas pinzas que muerden discos Hypersport. Para la suspensión trasera se han elegido amortiguadores Öhlins STX 36 y se ha fabricado un sistema de escape 4 en 2 en colaboración con la firma Spark.

La característica que hace única a esta «Skullmonkee» es la combinación del predominante color negro con toques de amarillo/dorado procedentes del faro, de las botellas de gas Öhlins, del velocímetro, de los tapones superiores de la horquilla, la tuerca del eje de la dirección, soportes de motor o la tapa del eje del basculante.

Pero el toque final está escondido en el depósito, que bajo una pintura negra brillante esconde el emblema de Wrenchmonkees en un discreto relieve que hace esta moto especialmente atractiva.

Deja una respuesta

Volver a la home