Desde hace unos meses quedó claro que las piezas más codiciadas para el mercado de fichajes de 2017 tienen nombre español: Maverick Viñales y Álex Rins. Los dos talentos catalanes están en las agendas de las grandes fábricas de cara al próximo año, máxime cuando el Póker de Ases de MotoGP -Lorenzo, Rossi, Márquez y Pedrosa- finaliza contrato a finales de 2016, lo que puede suponer una auténtica revolución en el dominó de fichajes de la clase reina.

El gran papel de Maverick Viñales en su primer año en Suzuki -Rookie del Año en MotoGP- y la potente proyección que se le vislumbra a Álex Rins -Rookie del Año y subcampeón en Moto2- son dos hechos que no han pasado desapercibidos y es de esperar que Honda, Yamaha y Ducati quieran pujar por estas joyas de cara a 2017.

Lo que ha quedado claro es que ambos interesan en la órbita de Yamaha, tal y como ha afirmado Lin Jarvis en una entrevista a Speedweek.com. Si no hay ninguna baja en el equipo oficial -opción difícil de contemplar a día de hoy-, los dos podrían conformar la dupla del equipo Tech3 en 2017 con opción a ser pilotos de fábrica en un futuro. Esto quiere decir, por tanto, que Bradley Smith y Pol Espargaró estarían en 2016 ante su último tren dentro de la estructura de Hervé Poncharal.

Maverick Viñales será, probablemente, el gran reclamo para 2017. El piloto de Roses cumplirá en 2016 su segundo año de contrato con Suzuki, marca con la que tendría opción de continuar al año siguiente, pero todo indica que podría poner rumbo a otra marca que le pueda garantizar mejores resultados. Jarvis es consciente de su potencial y no esconde que a Yamaha le interesaría contar con él: «Viñales ya tiene experiencia en MotoGP. No sé los detalles de su contrato con Suzuki, pero sé que firmó dos años con una opción para 2017. Pienso que pronto será un piloto destacado en MotoGP por lo que, naturalmente, es un piloto que atrae la atención de Yamaha y de los demás equipos oficiales de la categoría».

Sobre Álex Rins, que llegó a estar en los planes del equipo Tech3 para un prematuro salto a MotoGP en 2015, Lin Jarvis deja claro que es un piloto que interesa mucho en la fábrica de los diapasones: «Ciertamente tiene mucho talento y considero que es un buen candidato para el futuro de Yamaha. Es un piloto muy interesante que seguimos desde la distancia. Álex Rins está en nuestra lista de deseos; en 2015 ha cometido algunos errores, pero ha demostrado que es un piloto muy rápido».

Deja un comentario

Volver a la home