La Yamaha Tracer 700 será la moto que veremos junto al pelotón de La Vuelta 2018

La marca japonesa ha firmado un acuerdo de colaboración con La Vuelta a España para que la Yamaha Tracer 700 sea la moto oficial del evento ciclista más importante de nuestro país.


Este año los aficionados al ciclismo tienen una cita ineludible en las carreteras o frente a la televisión entre el 25 de agosto y el 16 de septiembre para vibrar con La Vuelta a España 2018, de la que Yamaha es uno de los proveedores oficiales.

Se trata de un evento que se empezó a celebrar en 1935 y hoy es el mayor evento del calendario ciclista de ámbito nacional. En esta 73ª edición, la Yamaha Tracer 700 es la moto oficial de La Vuelta, un modelo que no faltará tampoco en los próximos cuatro años. Se trata de una moto versátil con una experiencia de pilotaje única y con un equipamiento y unas características perfectas para rutas de largo recorrido. Su reducido peso (196 kg), su magnífico bicilíndrico CP2 o su gran manejabilidad la hacen una moto ideal para las labores del personal de asistencia de La Vuelta.

La Vuelta a España 2018, que es una de las grandes citas del año junto al Giro y el Tour, contará con 22 unidades de Yamaha Tracer 700 que se repartirán entre el servicio de dirección de carrera, comisarios y equipos de apoyo o asistencia neutra de carrera.

Además de la visibilidad con la que gozará la Yamaha Tracer 700, la marca estará presente en el ‘Parque Vuelta’, el área lúdica para patrocinadores en diversas ciudades del recorrido, donde se instalará una carpa donde se podrá obtener información de la Tracer 700 o la Tracer 900GT, por ejemplo, además de obsequios de merchandising.

Yamaha Tracer 700 2018

Motor689 ccPotencia74 cv
Peso196 kgPrecio8.299 €
La Yamaha Tracer 700 es una de las sport-tourer más interesantes del mercado por su gran relación calidad-precio y prestaciones. En 2018 recibe un nuevo color.
Ver ficha completa

Javier Guillén, director general de Unipublic, empresa organizadora de La Vuelta: «Tener una moto que nos garantice las mejores condiciones de seguridad en carrera es fundamental. La cápsula de carrera es un ente itinerante y todos los elementos que la componen tienen que trabajar coordinados entre sí para que todo funcione a la perfección. Colaborar con una marca como Yamaha es sinónimo de fiabilidad, precisión y seguridad en carretera, tres pilares fundamentales a la hora de organizar una prueba como La Vuelta».

Víctor González, Country Manager de Yamaha: «En Yamaha llevamos el deporte y a la competición en nuestro ADN. Colaborar con un evento deportivo como La Vuelta supone una gran oportunidad para transmitir nuestros valores de superación y estilo de vida saludable. Para nosotros, se trata también de una gran oportunidad para acercar nuestros productos a un público muy amplio y demostrar su fiabilidad. Nuestra Tracer 700 destaca por su reconocida polivalencia y manejabilidad, lo que le otorga una capacidad increíble de adaptarse a cualquier circunstancia en carretera, por lo que se adaptará perfectamente a las necesidades de cada etapa de La Vuelta».