MT-10 SP, TMAX y XMAX 300, premiados por sus diseños

Yamaha saca pecho por sus interesantes diseños después de haber sido premiada con el iF Design Awards por la Yamaha MT-10 SP y los scooter TMAX y XMAX 300.


Yamaha ha sido premiada con el prestigioso galardón internacional iF Design Award 2018 por los diseños de algunos de sus modelos y ya son cinco años consecutivos en los que recibe esta distinción. Concretamente han sido obtenidos por la Yamaha MT-10, el Yamaha TMAX DX y el Yamaha XMAX 300.

En primer lugar, la Yamaha MT-10 SP se ha convertido en la cúspide de la gama hiper-naked con una potencia superior y a la vez una gran agilidad y un diseño rotundo. Pero si este modelo especial destaca por algo es por sus suspensiones Öhlins con control electrónico y por su pantalla TFT a color. También es distinguible por su precioso esquema de colores ‘Silver Blu Carbon’ basado en el lucido por la Yamaha YZF-R1M.

Por otro lado, el Yamaha TMAX se ha considerado pionero del segmento de maxiscooter deportivos desde su llegada al mercado en 2001. Con la última versión de la saga, se ha conseguido un gran equilibrio entre rendimiento y versatilidad. Sorprende por su gran aceleración, agilidad y frenada, recordando al comportamiento de motos deportivas. Sus acabados son premium, tiene una posición de conducción cómoda y equipa funciones de lujo, como el control de crucero y una pantalla con ajuste electrónico. Además, en su última versión llega desdoblado en el TMAX estándar, el TMAX SX y el TMAX DX, con distintos niveles de equipamiento.

Otro scooter deportivo es el Yamaha XMAX 300, que hereda la popularidad del 250 por su deportividad y dinamismo. El nuevo modelo es aún más cómodo, con mejores acabados premium y fucionalidades para el día a día.