Para mí era obvio, los motores de tres cilindros en línea tenían que aterrizar en el mercado más pronto que tarde. Y aunque a mi parecer, ha sido más tarde que pronto, la llegada de las nuevas Yamaha con esta configuración fue para mí la demostración de qué este tipo de propulsores tiene un desafiante porvenir. Más si cabe, si se le extrae tanto jugo como lo han hecho con esta MT-09 Sport Tracker.

 

Yamaha MT-09 Sport Tracker

La Yamaha MT-09 Sport Tracker recibe unas valoraciones muy positivas en casi todos sus apartados por ser una moto extremadamente divertida, muy coherente con su filosofía y con un precio espectacular.

 

Voilà!

Fue en la primavera de 2006. Se me encomendó la tarea de hacer el rodaje a dos deportivas británicas que llegaban al mercado con un llamativo tricilíndrico en línea y, tras hacerles más de 1.200 kilómetros a ritmo sosegado, esas motos me dieron la oportunidad de degustar todas las esencias que este tipo de motores son capaces de ofrecer.

Así nació mi devoción por este tipo de propulsores y por eso, cuando Yamaha anunció en junio de 2013 el lanzamiento de las MT-09 movida por un motor de estas características, empecé a contar los días para que una de estas japonesas cayera en mis manos.

Desvelada la información técnica de esta moto, apenas tardé unos segundos en desencriptar algunas conclusiones. Increíble, ¡esta moto parecía tenerlo todo! Un poderoso empuje a bajas vueltas, una larga estirada en la que sacar todo el partido a sus generosos 115 CV, la electrónica justa para ayudarte sin coartarte, un diseño rompedor y una ergonomía que prometía que esta moto fuese mucho más que divertida. Robusto chasis de aluminio, horquilla invertida, frenos radiales…

¿Qué más se le podría pedir? Sí, un precio muy contenido.
Voilà, ¡menos de 8.000 euros en su versión estándar!

Pero pasaron días, meses e incluso años hasta que, por fin, una MT-09 apareció en mi vida…

 

Yamaha MT-09 Sport Tracker

Todo lo bueno se hace esperar

Y la oportunidad llegó, pero se siguió haciendo de rogar. Nos entregaron la MT-09 Sport Tracker coincidiendo con el Salón de la Moto de Madrid, por lo que aprovechamos para lucirla en nuestro stand. La tuve a mi lado durante cuatro días sin poder usarla, y cuando por fin echamos el cierre al salón, llegó la lluvia… Le pedimos a Yamaha que nos diese algunos días más de margen hasta que por fin apareció el sol, se me iluminó la cara y pude poner fin a una espera que se había prolongado durante un año, nueve meses y 14 días.

Dicen que todo lo bueno se hace esperar y yo no puedo más que corroborar esta afirmación, puesto que esta moto cumplió con todas mis expectativas.

Desde su presentación Yamaha le dio un aire provocador, presentando una moto perfecta para desafiar el lado oscuro. Por eso yo no me esperaba una moto excesivamente dócil, facilona o falta de carácter; sino una moto que hiciese buenas migas con un piloto al que le gusta la potencia y el empuje desde bajas vueltas, una persona que antepone la agilidad a la estabilidad y que busca una moto en la que la electrónica aporte algo sin restar absolutamente nada.

Así es a grandes rasgos la MT-09, una moto que en su versión Sport Tracker añade un poco de pimienta a la receta con unas placas portanúmeros que la hacen un poco más desafiante, un pequeño guardabarros delantero en fibra de carbono que aligera visualmente el tren delantero y un escape Akrapovic –un accesorio no incluido en el precio– que pone la guinda a un conjunto especialmente atractivo con el que sacar a pasear tu lado oscuro.

Yamaha MT-09 Sport Tracker 03

 

Cuatro razones por las que sí tendría una MT-09 Sport Tracker en mi garaje.


I. PERSONALIDAD

Yamaha MT-09 Sport Tracker

La MT-09 Sport Tracker es a la vez arrogante y discreta, y yo diría que embaucadora.

Porque es a la vez arrogante y discreta, y yo diría que embaucadora. Tiene un diseño que quizá a primera vista no te atrape, pero si te atreves a contemplarla durante unos minutos, te aseguro que empezarás a amarla. Es elegante y a su vez transgresora, una mezcla que atrae antes de llegar a ponerla en marcha, que seduce cuando la escuchas y que, tras recorrer unos pocos metros con ella, engancha.

Su apariencia se refleja perfectamente en su comportamiento, así que si te has sentido atraído por ella al verla, prepárate a probarla y probablemente encuentres a tu alma gemela.

 

II. MOTOR

Yamaha MT-09 Sport Tracker

Aunque adoro este motor, le pongo un 8,5 porque la respuesta de su acelerador electrónico.

Podrían haber fabricado una moto más fácil, más dócil e incluso menos atrevida, pero entonces no hubiese sido una MT. Estas siglas se corresponden con Master of Torque, algo así como el Señor del par motor, un claro aviso a navegantes sobre qué es lo que se van a encontrar con esta saga.

Personalmente, aunque adoro este motor, le pongo un 8,5 porque la respuesta de su acelerador electrónico hace que esta moto sea algo brusca, brusca o muy brusca, en función del modo de conducción que elijas –A, B o C–.
El que se sienta atraído por esta moto, puede hasta entender que este comportamiento casa perfectamente con la forma de ser de esta MT-09, pero sin llegar a ser un defecto importante, sí es un punto a mejorar.

 

III. COMPORTAMIENTO

Yamaha MT-09 Sport Tracker

Esta MT-09, en conjunto con su propulsor, ofrece un comportamiento extremadamente divertido.

Ya lo decía antes, una moto que en sus credenciales presenta chasis y basculante de aluminio, horquilla invertida y frenos radiales, está diciendo a gritos que su comportamiento en marcha es uno de sus puntos fuertes.

Y así es esta MT-09, una moto que en conjunto con su propulsor, ofrece un comportamiento extremadamente divertido. Es fácil ver cómo el tren delantero despega del suelo y en frenadas fuertes podrás timonear con el tren trasero a tu antojo.
Por sus prestaciones, puedes llegar conseguir que aparezcan movimientos que ponen en tela de juicio su estabilidad, pero esto es consecuencia de sus suspensiones, el único punto donde se puede llegar a justificar el contenido precio por el que se vende esta moto.

IV. PRECIO

Yamaha MT-09 Sport Tracker

Una moto de estas características a un precio que parte de 8.599 € en su versión Sport Tracker es todo un regalo.

Absolutamente de derribo. Una moto de estas características a un precio que parte de 8.599 € en su versión Sport Tracker es todo un regalo. Si echas un vistazo al resto de la saga MT-09, verás que las más cara no alcanza los 10.000 euros y que la versión estándar se ofrece por 7.899 €.

Si miras a sus rivales, verás que, tienen un peor equipamiento, son más pesadas, más caras, menos potentes o las cuatro a la vez. Si estás pensando en incorporar una moto como esta a tu garaje, las cifras serán sólo un buen indicativo pero serán la cartera y el corazón los que guíen tu decisión; la Ducati Monster 821 o la MV Agusta Brutale 800 podrían robarte el corazón, aunque tendrás que vigilar la cartera. Si buscas algo más económico, echa un vistazo a la Triumph Street Triple 675, algo menos potente, pero con excelentes argumentos y un precio muy interesante.

RIVALES DE LA YAMAHA MT-09 SPORT TRACKER

 

YAMAHA MT-09 SPORT TRACKER

 

MarcaYamaha
ModeloMT-09 Sport Tracker
Año2015
Motor3 cilindros, 4 tiempos, DOHC, 4 válvulas
Cilindrada847 cm³
Diámetro x carrera78,0 mm x 59,1 mm
Potencia115 CV a 10.000 rpm
Par  rpm87,5 Nm a 8.500 rpm
AlimentaciónInyección electrónica
EmbragueHúmedo, Multidisco
CambioToma constante, 6 velocidades
Transmisión sec.Cadena
Tipo chasisDiamante
BasculanteDoble brazo de aluminio
Suspensión delanteraHorquillas telescópicas de 137mm
Suspensión traseraTipo eslabón de 130 mm
Freno delanteroDoble disco hidráulico, Ø 298 mm
Freno traseroDisco hidráulico único, Ø 245 mm
Peso en seco188 kg
Depósito gasolina14 L

Deja un comentario

Volver a la home