Yamaha quiere aprovechar el empuje de Toyota para desarrollar motores hibrídos

Yamaha, que suministra motores de combustión a Toyota desde 1967, se está apresurando en desarrollar motores para vehículos híbridos y enchufables para satisfacer la demanda de su cliente y accionista Toyota Motor.



Yamaha quiere desarrollar motores híbridos para poder seguir siendo el proveedor de su cliente y accionista Toyota, por lo que necesita ofrecerlos más rápidamente, a un menor coste y con un nivel de calidad superior. Para el director ejecutivo de Yamaha, Yoshihiro Hidaka se trata de «Una necesidad, porque si no logramos tener la capacidad de desarrollar adecuadamente este tipo de motores, puede que Toyota no nos llame más».

Todo este desarrollo se vería reflejado en su gama de dos ruedas para comenzar una nueva era de ‘electrificación’ de su gama, tras sus colaboraciones con Honda. Actualmente, Yamaha ya produce el scooter E-Vino, que cuenta con un motor eléctrico equivalente a un motor de 50 cc y planea producir motos eléctricas con una cilindrada equivalente a los 150 cc.

Esto plantea una opción difícil para Hidaka, que ahora debe elegir si continúa con el intercambio de baterías desarrollado por Gogoro y adoptado también por Honda, o se decanta por las baterías de estado sólido que Toyota ya está pensando en comercializar a partir de 2020 «Si la carga rápida con baterías de estado sólido se convierte en realidad, no hay necesidad de cambiar, ya que se convierte en un modelo de negocio completamente diferente».