Las Yamaha YZR-M1 de Jorge Lorenzo y Valentino Rossi pusieron rumbo la pasada semana al mítico Mont Blanc para llevar a cabo allí una sensacional sesión de fotos con las monturas que coparon las dos primeras plazas del Mundial de MotoGP el pasado año.

Con una expedición encabeza por Massimo Meregalli, director de equipo del Movistar Yamaha, la marca de los diapasones se llevó las motos oficiales de Lorenzo y Rossi a un singular paraje como el Mont Blanc. Sendas YZR-M1 fueron el objeto de deseo en Punta Helbronner, una montaña de 3.462 metros situada en el Macizo del Mont Blanc, donde se realizó una sesión de fotos como parte de un proyecto especial entre Yamaha y la agencia Getty Images.