Una XSR125 con estilo artístico Lowbrow y underground

La tercera Yamaha XSR125 del concepto Yamaha Free Spirits fue obra del artista español Coté Escribá. Con un estilo artístico Lowbrow y underground, esta Yamaha hace referencia a la cultura popular de los años 80 y la infancia del artista.


Tras la primera XSR125 de Nikolas Plytas, llegó el turno del artista español Coté Escrivá en el concepto “Free Spirits” de Yamaha, donde diversos embajadores de todo el mundo customizarán sus motos a su gusto y necesidad.

Con el apoyo de Yamaha Motor España, esta emocionante personalización de la XSR125 viene de la mano del artista español Coté Escrivá, cuya maestría ilustradora y escultórica del valenciano toma el protagonismo para transformar el último modelo de la saga Sport Heritage en algo nunca visto.

Esta nueva visión de cómo se puede modificar una moto no se basa en el simple hecho de hacerla diferente, sino que se centra en un propósito mayor. Es un método que sirve para un objetivo especial, establecido por su propietario. En este caso, ni la creación ni el customizador son el centro de atención, sino el eventual propietario y piloto de la moto.

La XSR125 de Coté Escrivá destaca por su estilo artístico Lowbrow y underground, que hace referencia a la cultura popular de los años 80 y la infancia de Coté, añadiendo un toque de frescura contemporánea a la neoclásica XSR125 y rindiendo homenaje a los dibujos animados de los 80 que tanta nostalgia le producen.

yamaha free spirits cote escriba 6

«Nunca me planteé que pudiese ser una obra de arte»


El estilo de Escrivá es inmediatamente reconocible en sus esculturas, pinturas e ilustraciones. Cuando Yamaha se puso en contacto con él para trasladar su arte a una motocicleta, le encantó el nuevo reto: «La motocicleta forma parte de mi vida diaria, la uso para ir al trabajo y moverme por la ciudad. Es una herramienta cotidiana para mí, pero nunca me había planteado que pudiera convertirse en una obra de arte», declaró el artista.

La transformación de Coté de la XSR125 tuvo una visión clara desde el principio: la moto era un lienzo en blanco. Coté hizo una obra única y conoció la moto de los tres diapasones desde dentro: «Cuando empezamos a desmontar la XSR125 me di cuenta de lo fácil que era trabajar en ella y de cómo pintando y añadiendo algunos accesorios podía transformarla fácilmente a mi gusto», añadió Escribá.

Respecto a las modificaciones, dispone de un nuevo guardabarros delantero, pintado en armonía con el depósito de combustible y los paneles laterales de la carrocería. El núcleo de la moto es una cubierta del radiador realizada en aluminio estampado, con unos paneles adicionales de protección del motor a la izquierda y a la derecha para armonizar la visión de Coté de lo que debe ser una moto.

«Todo el mundo se puede convertir en artista porque el arte está en todos lados. En la ropa que llevamos, en los edificios, en la comida… Pero a veces hace falta romper las normas y salir de lo convencional para crear algo que realmente te haga sentir vivió y transmita a los demás la pasión que tú has dedicado», declaró Coté Escribá en el vídeo de presentación de su Yamaha XSR125.

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home