Valentino Rossi prueba unos alerones ocultos en su Yamaha YZR-M1

Yamaha presenta una novedad aerodinámica en Sepang. La marca japonesa ha probado unos nuevos alerones internos ampliando el carenado de la M1. Valentino Rossi ha sido el primero en montarlos y en rodar con ellos.




La innovación aerodinámica continúa en MotoGP. Es vital encontrar dónde limar unas décimas al crono y, tras la prohibición de llevar alerones en 2017, algunas fábricas han empezado ya a buscar soluciones alternativas. Es el caso de Yamaha, que ha presentado una novedad en Sepang montando unos alerones internos en busca de suplir el efecto que hacían los apéndices.

Yamaha ha “engordado” el carenado de la M1 para ocultar los alerones, una nueva configuración que no contraviene el reglamento que entra en vigor en 2017, ya que únicamente no se permiten dispositivos o formas que sobresalgan de la carrocería y el carenado, o que no estén integradas en el cuerpo. Además, el nuevo reglamento también recoge que cualquier elemento del carenado no puede sobresalir más de 150mm de una línea imaginaria entre el eje de la rueda delantera y el frontal. También cabe recordar la limitación que tienen todos los fabricantes a excepción de KTM, que sólo podrán hacer una evolución del carenado y el guardabarros delantero durante el año.

Valentino Rossi ha sido el primero en probar esta nueva configuración, que no ha pasado ni mucho menos desapercibida entre los periodistas presentes en Sepang. Peter McLaren, de crash.net, ha sido el encargado de captar esta imagen de las nuevas pruebas que está llevando a cabo Yamaha. ¿Serán efectivos estos nuevos alerones internos?