Sorpresón: Yamaha renuncia al Dakar

Yamaha dice adiós al Dakar y al FIM Mundial de Rallies Cross-Country. La marca de Iwata, que hasta la fecha no ha faltado nunca en el rally-raid más prestigioso del mundo, anunció por sorpresa su marcha.


El Rally Dakar perderá a la única marca de motos que ha estado presente en todas sus ediciones. Yamaha anunció hace unos días anunciando que renuncia al Rally Dakar y al Mundial de Rallies Cross-Country, una decisión que pilló totalmente por sorpresa, máxime cuando la marca de los diapasones venía de cuajar un óptimo Dakar con el cuarto puesto de Adrien Van Beveren, que llegó a liderar a dos jornadas del final, y con el octavo de Andrew Short.

«Nuestros clientes del off-road tienen ahora expectativas diferentes y buscan productos distintos, y debemos atenderlos si queremos seguir conectados. Es por esta razón que hemos decidido poner fin a nuestra larga historia sobre dos ruedas en el Rally Dakar y en el Campeonato Mundial de Rallies Cross-Country de la FIM, al tiempo que reforzamos nuestro compromiso de correr el Dakar sobre cuatro ruedas con la Yamaha YXZ1000R SSV», alegaba Eric De Seynes, Director General de Yamaha Motor Europe, en el comunicado emitido por la compañía.

Dakar 2022 etapa 12 podio mejores fotos 2

Ningún fabricante tiene más historia que Yamaha en el Dakar, hasta el punto de haber sido la marca que inauguró el palmarés en la primera edición de 1979, en la que el francés Cyril Neveu se hizo con la victoria a los mandos de una Yamaha XT500, repitiendo triunfo al año siguiente. El palmarés de Yamaha se siguió engrosando gracias a Monsieur Dakar, Stephane Peterhansel, que logró seis triunfos con Yamaha (1991, 1992, 1993, 1995, 1997 y 1998), a los que hubo que sumar el cosechado por Edi Orioli en 1996.

Sin embargo, desde el último triunfo de Peterhansel en motos Yamaha no ha vuelto a ganar el Dakar, y en los últimos años han estado claramente a la sombra de KTM y de Honda. Aun así, la firma de los diapasones siempre se ha dejado ver en las primeras posiciones y, tal y como mencionábamos al principio, en la última edición rozaron el podio e incluso soñaron con la victoria.

Pese a dejar el Dakar en motos, Yamaha continuará presente en la categoría de ATV con el Yamaha YXZ1000R SSV. En lo referente a las motos y los raids, Yamaha apunta que «el enfoque cambiará para satisfacer las necesidades cambiantes de los clientes en el sector off-road, considerando la futura introducción de la nueva Ténéré World Raid».

Según apunta De Seynes, «el compromiso de Yamaha con las pruebas de Rally Raid con motos no ha terminado, sino que nuestro compromiso futuro debe tener una conexión más estrecha con nuestros clientes y sus aspiraciones, desarrollando aún más el potencial de la Ténéré 700 hacia una dirección que les permita redescubrir el lado más aventurero de los Rallies».