Ya no es nada nuevo, pero sigue siendo asombroso. Yadea ha mostrado una moto autónoma en un escenario un tanto exótico como lo es una pasarela de moda. La 26ª China Fashion Week ha sido el telón de fondo en el que la marca ha querido deslumbrar con una moto eléctrica que se mueve de manera autónoma y es capaz de 'desfilar' sin necesidad de estar ocupada y guiada por ningún piloto.

Este prototipo, un scooter eléctrico de estilo neo-retro, es capaz de mantener la trazada encima de la pasarela gracias a algún tipo de sistema de auto-equilibrado demostrando que el fabricante mundial más grande de vehículos eléctricos de dos ruedas está también entre lo más puntero en innovación e influencia en la movilidad.

Estamos hablando de una marca que, atención, declara haber vendido más de 14 millones de unidades en 2022... Léelo otra vez y créetelo. Para verlo en perspectiva, podemos comparar esta cifra con la de Honda, que vendió en ese mismo año 17 millones de unidades de motos y scooters de todo tipo. A este ritmo, la marca ya cuenta con nada menos que 70 millones de usuarios por más de 100 países.

¿Moto auto-equilibrada o autónoma?


yadea kemper 2024 8En el corto vídeo que la marca ha suministrado, se ven dos unidades salir acompasadas e incluso se cruzan por el medio de la pasarela. ¿Cómo consiguen hacer de manera tan perfecta esta coreografía? Pues si nos ceñimos a la definición de lo que es un vehículo autónomo, debería ser capaz de hacer un recorrido sin necesidad de la intervención humana. Parece difícil en este caso establecer un destino y que el scooter eléctrico 'genere' un itinerario tan meticulosamente establecido.

La otra opción es que ambas unidades (y la otra que sale en solitario más adelante) estén teledirigidas. En esta demostración, no entraría estrictamente en lo que podríamos pensar como moto autónoma, aunque no le quitaría brillo al show mostrado por su sistema auto-equilibrado.

Ya hemos mencionado que no se trata de algo estrictamente novedoso. En los últimos años hemos visto propuestas muy disruptivas como el sistema Honda Riding Assist 2.0 o la MOTOBOT de Yamaha. Hay que estar atentos a cómo se aplican estos modelos de conducción autónoma y cómo pueden ir influyendo en sistemas de ayudas a la conducción (evitar caídas gracias al auto-equilibrado, por ejemplo) aunque sin alterar la conducción en primera persona de una moto, algo que parece mucho más valorado por el motorista que en el caso de los coches autónomos. En cualquier caso, la moto autónoma de Yadea es otro ejemplo de que las marcas se están poniendo serias con esta nueva veta que se abre en la movilidad aunque todavía faltan mucho desarrollo político y social para que se empiece a implantar en las ciudades.

Moto autónoma de Yadea, durante el desfile