Dos prototipos ya avanzados

El Yadea Keeness VFD y el Yadea VoltGuard VFV son dos propuestas que llegarán en 2023 y cuyos modelos pre-serie ya hemos visto en el EICMA. Te contamos cómo amplían el catálogo de la gigantesca compañía asiática.


Yadea es una marca de motos eléctricas que acaba de irrumpir en el mercado español con un gran bagaje de ventas global que trae consigo. Sólo en 2021 vendió casi 14 millones de unidades... Durante el pasado EICMA de Milán, aprovechó para hacer dos adelantos sobre futuros modelos mostrando lo que son aún las pre-series, mostrando dos prototipos a los que les faltan algunos retoques para lanzar al mercado. Se trata de una moto eléctrica de gran rendimiento denominada Yadea Keeness VFD y de un scooter de rueda alta que se denominará Yadea VoltGuard VFV. Vamos a ver cómo son cada uno de estos modelos que previsiblemente se pondrán en circulación a lo largo del año 2023:

Yadea Keeness VFD


La llegada del Yadea Keeness VFD será la entrada de la marca asiática en el segmento de la moto eléctrica. Para su diseño, se ha pensado que albergue 2 baterías de litio ternario de 2,3 kWh de alta capacidad (2 x 72V 32Ah) que son extraíbles para su carga doméstica (pesan 14 kg, un 20% menos de lo habitual). Uno de sus puntos fuertes es su rendimiento, ya que cuenta con una potencia nominal de 5,5 kW (7,37 cv) aunque puede tener picos de 10 kW (13,41 cv) mientras que el par en la rueda trasera es de unos bestiales 280 Nm. Esto se traduce en velocidades máximas de 100 km/h o aceleraciones de 0 a 50 km/h en sólo 4 segundos. En cuanto a la autonomía, promete hasta 140 km a 45 km/h, aunque su ayuda de recuperación de energía en las desaleraciones y frenadas le permite mejorar este dato.

Entre el equipamiento de la Yadea Keeness VFD hay que mencionar las luces LED cortas y largas, frenada combinada CBS con discos de gran tamaño (300 mm delante y 240 mm detrás). Las suspensiones son de alta calidad, destacando la horquilla invertida delantera con gran rigidez y precisión, neumáticos de 17", hueco de carga entre el manillar y el asiento de 16 litros, llave inteligente (tecnología NFC) y control de crucero. El reparto de pesos es equilibrado (50/50) gracias a la estudiada posición central del motor mientras que el chasis de acero destaca por su resistencia, estabilidad y seguridad.

Su estética es de una naked moderna y deportiva, con líneas limpias y fluidas. Hay detalles interesantes como el motor o el cableado a la vista que están enfocados como elementos que le aportan estilo y tecnología. Por supuesto, el usuario está conectado con el vehículo a través de una app para hacer el seguimiento de algunos datos (estado de la batería, autonomía restante, tiempo de carga, etc.).

Yadea VoltGuard VFV


El Yadea VoltGuard VFV es un vehículo con el que se adentra en el interesante mundo de los scooter de rueda alta gracias a sus neumáticos de 14" que aportan mayor confianza y estabilidad para el usuario (llantas de aleación).

En este caso también encontramos 2 baterías de litio ATL, cada una de 2 kWh (2X 72V 27Ah). Promete una autonomía que puede alcanzar los 200 km para una velocidad máxima constante de 30 km/h, una cifra que se puede aumentar teniendo en cuenta el sistema de frenada regenerativa.

El motor eléctrico single-wire equilibra la eficiencia entre rendimiento y consumo. De posición central, rinde 3 kW (4 cv) de potencia nominal, aunque presenta picos de 5,5 kW (7,37 cv). Esto se traduce en velocidades máximas de unos 80 km/h y aceleraciones de 0 a 50 km/h en sólo 4 segundos. Su posición le permite tener un centro de gravedad bajo y gran estabilidad. Además, cumple con la norma IP67, por lo que tiene una gran seguridad en cuanto a impermeabilidad en todas las situaciones.

Por su parte, las baterías tienen un sistema inteligente de gestión BMS con un grado de impermeabilidad muy alto (grado IPX7, hasta 1 metro de profundidad durante 30 minutos). En el salpicadero también destaca la pantalla LED impermeable (IPX6), misma tecnología que la luz frontal. Todo se sustenta sobre un chasis de acero al carbono de alta resistencia (Q235). Por último, permite llevar pasajero y hasta 150 kg de carga. Bajo el casco encontramos un espacio de 21 litros (cabe un casco) y el usuario disfruta de suelo plano.

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home