Rea sale más líder; Bautista, estelar, sufre y vuelve a sumar una victoria

Jonathan Rea ganó la primera manga y la Superpole Race en Portimao, décima prueba de la temporada del Mundial de Superbike. Por su parte, Álvaro Bautista se sobrepuso al dolor y se impuso en una gran segunda carrera larga. Rea salió con 91 puntos de ventaja.


Tras casi dos meses de parón, el Mundial de Superbike regresó a la acción en Portimao y lo hizo con uno de los mejores fines de semana de competición que llevamos a lo largo del curso. La ronda portuguesa registró tres grandes carreras en las que Jonathan Rea y Álvaro Bautista volvieron a demostrar que son los dueños y señores del certamen. Rea salió más líder merced a sus victorias en la primera carrera larga y en la Superpole Race, pero Bautista volvió por sus fueros, supo sufrir con el hombro lesionado y logró una emotiva victoria en la carrera del domingo con la que rompió su sequía, así como la racha triunfal de Rea.

Durante los entrenamientos quedó demostrado que Rea estaba listo para seguir ampliando su palmarés en Portimao, un trazado en el que encadenaba siete triunfos seguidos antes de la cita del pasado fin de semana. Pero también quedó demostrado que Bautista tenía ritmo para plantar cara al norirlandés pese a su lesión en el hombro, una dolencia causada en la caída que sufrió en la Superpole Race de Laguna Seca y que incluso le hacía dudar sobre su presencia en los libres de Portimao.

Pero el signo de esa primera carrera cambió nada más empezar. Davies tocó a Bautista en la primera curva y el talaverano se vio atrapado de buenas a primeras en un sándwich entre la Ducati de su compañero y la Yamaha de Alex Lowes. Estuvo a punto de irse al suelo, se salió de pista y regresó prácticamente a cola de pelotón. Ahí acabó para él cualquier opción de victoria. Por delante, Rea impuso un ritmo imparable desde la primera vuelta y se escapó en solitario en busca de la victoria.

La lucha por el resto de posiciones de podio también quedó estabilizada pronto, con Davies asentándose en la segunda plaza y manteniendo una pequeña renta sobre VD Mark, que se aseguraba la tercera posición. La emoción de la carrera estaba en la remontada que estaba realizando Álvaro Bautista, que llegó a rodar 17º en la primera vuelta y gracias a un ritmo frenético fue escalando puesto hasta llegar en el último tercio de carrera al terceto de Haslam, Razgatlioglu y Lowes que luchaba por la cuarta plaza. Superó a todos y consiguió un óptimo resultado teniendo en cuenta lo que había ocurrido al inicio de la prueba. Rea lograba sin oposición su décima victoria del curso, con Davies y VD Mark completando el podio.

Podio y victoria para Bautista


Bautista tenía una buena oportunidad para resarcirse en la Superpole Race, pero una mala salida mermó las opciones del piloto español para luchar de tú a tú con Rea por el triunfo en esta carrera al sprint. El norirlandés calcó el planteamiento de la primera carrera larga; buena salida, ritmo muy fuerte desde el inicio y escapada en solitario hacia la victoria. Bautista volvió a hacer una soberbia remontada y llegó hasta la segunda plaza a dos vueltas para el final, pero ya era muy tarde para tratar de dar caza a un Rea que tenía más de dos segundos de ventaja. El norirlandés volvió a ganar, con Bautista y Lowes cerrando el podio.

La verdadera redención de Bautista llegaría en la segunda manga. De nuevo tuvo que lidiar con una mala salida, pero en esta ocasión Rea no tenía ritmo para romper la carrera. El talaverano fue superando rivales vuelta tras vuelta aprovechando la potencia de su Panigale V4 R en la recta de meta de Portimao y ya en la sexta vuelta estaba al frente de la carrera. Razgatlioglu trató de presentar algo de batalla en cuanto Álvaro se puso primero, pero después fue Rea el que pasó a encabezar la persecución del #19.

El de Ducati tenía algo más que el resto y poco a poco fue abriendo un ligero hueco con Rea, aunque el tetracampeón del mundo de Superbike volvió a ser un hueso muy duro de roer. Cuando parecía que la renta del español era suficiente (a falta de tres vueltas tenía más de un segundo), el piloto de Kawasaki le apretó hasta el final e hizo sudar a un Bautista que aguantó de maravilla pese a su lesión en el hombro. Ganó la carrera con una décima de ventaja y rompió una sequía de triunfos que arrastraba desde la Superpole Race de Misano. Es su 15ª victoria de la temporada, quizá la más sufrida. Muestra de ello fueron las lágrimas de emoción de Bautista al término de la prueba. El podio lo completó Toprak Razgatlioglu.

Con los resultados de Portimao, Jonathan Rea sale más líder del Mundial de Superbike; tiene 91 puntos de ventaja sobre Bautista a falta de sólo tres rondas (186 puntos) para que acabe la temporada. La próxima se disputará del 27 al 29 de septiembre en el trazado francés de Magny-Cours.

En cuanto al fin de semana del otro piloto español en liza, Jordi Torres, el catalán realizó una gran actuación en los entrenamientos, logrando la séptima posición en parrilla. En la primera carrera finalizó 11º, fue 12º en la Superpole Race y 11º en la segunda carrera.