Si bien el nombre de Jonathan Rea es de sobra conocido entre los aficionados al Mundial de Superbike; el gran público del motociclismo está empezando a descubrir al norirlandés en este 2015, donde está dominando con mano de hierro.

Pero, ¿quién es Jonathan Rea y cómo ha llegado hasta ahí? Desgranamos la historia del hombre de moda en el Mundial de Superbike.

Fotos: Red Bull / Suzuki / Honda / Kawasaki

 

Moldeando un campeón (BSB – WSS)

“Soy un piloto de motocross frustrado”. Así de tajante se mostraba hace poco en su Instagram, cuya actual biografía también apunta en esa dirección: “Marido, padre y piloto de motocross frustrado en un cuerpo de ‘road racer’”.

Una cosa está clara: Jonathan Rea (Larne, Irlanda del Norte, 1987) es puro motociclismo.

Ya en 1997, cuando apenas contaba con diez añitos de edad, se proclamó subcampeón británico de motocross en la categoría de 60cc. Fue subiendo de cilindrada, negándose a pasarse al motociclismo de velocidad, disciplina que consideraba muy aburrida.

Hasta que dos amigos –ahora los pilotos norirlandeses más populares junto al propio Rea-, le convencieron. Eran los hermanos Laverty: Michael y Eugene.

Así fue como, en 2003, se inscribió con Honda en el campeonato británico de 125GP, donde finalizó 15º. Con el apoyo de Red Bull saltó a Supersport, un año marcado por un accidente en Knockhill que le hizo perderse el tramo final, acabando en la 19ª posición. Aun así, se ganó un sitio en el British Superbike.

UN TALENTO MUNDIAL
2005 fue un año de adaptación, concluyendo 16º en la general con un séptimo como mejor resultado; pero su pole en Mondello Park fue un aviso de lo que estaba por llegar. En 2006 se produjo su gran salto de calidad, firmando cuatro podios –dos segundos y dos terceros- para finalizar cuarto; por detrás de pilotos mucho más experimentados como Ryuichi Kiyonari, Leon Haslam y Gregorio Lavilla.

1654«Se negaba a dejar el motocross por la velocidad, que consideraba muy aburrida, hasta que dos amigos le convencieron. Eran los hermanos Laverty»

Un año después, sólo Kiyonari evitó que se hiciera con el título. Cinco victorias -incluyendo su primer doblete en Knockhill- y 16 podios le valieron el subcampeonato, por delante de Haslam y Lavilla; así como de otros pilotos de los pilotos que ahora pueblan las parrillas de los campeonatos más importantes; como Shane Byrne, Tom Sykes, Leon Camier o Cal Crutchlow.

No quiso esperar a pelear por el título y decidió aceptar la oferta de Ten Kate para disputar el Mundial de Supersport. Pese a su juventud, no había duda. El talento de Jonathan Rea era demasiado grande para las islas: era un talento de talla mundial.

En su primer y único año en el WSS, sólo le batió su compañero de equipo: el australiano Andrew Pitt. Con tres victorias y seis podios en doce carreras se proclamó subcampeón; y Ten Kate le ofreció el salto a Superbike, en detrimento del propio Pitt.

SBK_Jonathan-Rea_2

 

Genio en la sombra (SBK – Honda)

Aunque su ascenso a Superbike llegó en 2009, su debut se produjo en la última manga de 2008, sustituyendo a Kenan Sofuoglu, que presentaba un noveno como mejor resultado. Rea fue cuarto en su primera carrera, sólo detrás de tres mitos como Troy Bayliss, Carlos Checa y Troy Corser; y ganando a sus tres viejos rivales del BSB: Lavilla, Haslam y Kiyonari.

Para 2009, Honda buscó una combinación ganadora, aunando la experiencia de Checa y el talento de Rea; una dupla prometedora para reconquistar el título logrado por James Toseland dos años antes.

Con dos victorias y ocho podios acabó quinto en la general, superando claramente al ‘Toro’. Un año después, con Max Neukirchner como compañero, escaló una posición más para acabar cuarto. Además, logró en Assen su primer doblete, duplicó su número de victorias (cuatro) y subió al cajón hasta diez veces.

SBK_Jonathan-Rea_1«Llegó en 2009 para formar un equipo ganador junto a Checa. El año pasado, cansado de esperar una moto competitiva que nunca llegó, decidió irse a Kawasaki»

Rea era un valor en alza, y se planteó cambiar de aires ante la inferioridad técnica de Honda, pero Ten Kate le convenció para seguir a su lado. En doce carreras sólo sumó una victoria y un tercero –ambos en Assen-, pero lo peor estaba por llegar.

LESIONES Y DECEPCIONES
En el ‘warm up’ de Misano sufrió una caída a gran velocidad, fracturándose la muñeca. Tras perderse cuatro rondas disputó las cuatro últimas, con una victoria en Imola y dos podios en la manga final de Portimao para acabar noveno en la general, muy por delante de su compañero Rubén Xaus.

Lo más destacado de 2012 fue su incursión en MotoGP en sustitución de Casey Stoner, siendo séptimo en Misano y octavo en Aragón. En el WSBK sólo logró dos victorias y seis podios, siendo quinto en la general y superando de forma contundente a Hiroshi Aoyama, su cuarto compañero en cuatro años. Leon Haslam sería el quinto y el primero en mantenerse más de una temporada.

La nula evolución de Honda se hizo más palpable en 2013. Una victoria y cuatro podios eran el bagaje del británico al llegar a Nurburgring. En la primera manga del trazado alemán, Rea sufrió una durísima caída en la que se fracturó el fémur; lo que le apartaría de los circuitos hasta final de temporada, que acabó en novena posición.

El año pasado, recuperó su mejor versión y concluyó en la tercera posición final, logrando cuatro victorias y nueve podios. Cansado de esperar una moto competitiva que nunca llegó, decidió aceptar la oferta de Kawasaki.

SBK_Jonathan-Rea_3

 

La explosión verde (SBK – Kawasaki)

Al final hizo las maletas. Dejó atrás seis años con Honda en Superbike, 140 carreras, 15 victorias, 42 podios, cuatro Superpoles y diez vueltas rápidas. Sin olvidar el triunfo en 2012 en la mítica prueba de las 8 horas de Suzuka, junto a los japoneses Tadayuki Okada y Kousuke Akiyoshi.

No tuvo que ser fácil despedirse. La marca del ala dorada le había acompañado más de una década, pero también había faltado a su promesa de proporcionarle una moto ganadora; así como de, llegado el caso, facilitarle el salto a MotoGP.

Rea soñaba con una de las motos satélite de HRC, que finalmente fueron para otros dos británicos: Cal Crutchlow y Scott Redding. Con semejante panorama, la mejor posibilidad era la de sustituir a Loris Baz como compañero de Tom Sykes en el equipo oficial de Kawasaki que dirige Guim Roda.

EL AUTÉNTICO REA
La decisión no pudo ser más acertada. Ocho victorias y dos segundos puestos en diez carreras lo dicen todo. 240 puntos de 250 posibles y medio título en el bolsillo sin haber llegado al ecuador de temporada. Pese a que todavía restan 16 carreras, los 87 puntos que tiene de ventaja sobre Leon Haslam empiezan a parecer una ventaja insalvable.

C6«Al final hizo las maletas, y la decisión no pudo ser más acertada. 240 puntos de 250 posibles y medio título en el bolsillo antes del ecuador de temporada»

Una distancia que se eleva a 112 puntos sobre su compañero Tom Sykes, que hasta los dos segundos puestos logrados en Imola no había pasado del tercer puesto; y a 117 con Chaz Davies, que tras brillar en Aragón y Assen salió de Italia con dos ‘ceros’.

Ya tras las seis primeras carreras gozaba de un cómodo liderato, pero la peor noticia para sus perseguidores era el calendario, que les enviaba de forma consecutiva a Assen e Imola, sus dos circuitos predilectos. De sus 15 victorias en Honda, cinco habían llegado en la Catedral; y tres en el Autódromo Enzo e Dino Ferrari.

Carrera a carrera, los miedos de sus rivales se fueron haciendo realidad. Cuatro mangas muy distintas, cuatro victorias contundentes. Además, los que habían sido sus contrincantes no salieron especialmente bien parados de dichas dos rondas. Mientras Rea se hacía con los 100 puntos en juego, Davies sumaba 40, y Haslam 39.

Pronto llegará Portimao, otro circuito que también se le ha dado bien. Pero antes tendrá tiempo de darse un baño de masas en Donington Park, donde intentará seguir alimentando su leyenda. Porque el que ya no conozca el nombre de Jonathan Rea se ha quedado sin excusas.

APERTURA2