Davies no pudo evitar el triunfo del número 1

Jonathan Rea ha iniciado la defensa de su título de la mejor forma posible: sumando 25 puntos. En una carrera que gestionó a la perfección de principio a fin, volvió a encontrar en Chaz Davies su rival más temible, pero se acabó imponiendo en la última vuelta. Completó el podio Michael van der Mark, con Jordi Torres octavo y Román Ramos undécimo.

El nuevo formato, concebido para diseminar la emoción entre sábado y domingo, cumplió su objetivo. Por apenas milésimas, Tom Sykes se hizo con su 31ª Superpole al batir a Davide Giugliano, con Jonathan Rea completando la primera fila. Después de ver a Kenan Sofuoglu lograr la primera Superpole en la historia de Supersport, tocaba el turno de la primera manga.

Como si de una prolongación de la temporada 2015 se tratase, Rea tardó menos de dos curvas en demostrar que no necesita salir primero para tomar el mando de las operaciones instantes después de apagarse el semáforo. Superó a Giugliano y Sykes para exhibir el 1 que adorna su carenado en un grupo que durante varios giros conservo hasta nueve unidades.

VD Mark pone el espectáculo…

Michael Van der Mark Honda WSBK Australia 2016 - Motorbike MagazineSykes le discutió el mando durante el primer tramo de la prueba, y el joven Lorenzo Savadori iba perdiendo terreno y dejando el grupo en un baile de parejas. Por momentos llegaron a ordenarse por marcas: tras la dupla de Kawasaki se situaban las Ducati -que protagonizaron un par de adelantamientos con más riesgo del que se recomienda cuando de tu compañero se trata-, con las Honda al acecho y las Yamaha intentando mantener el ritmo.

Los colores empezaron a entremezclarse por dos motivos fundamentales: las ganas de juerga de un Michael VD Mark que metía la moto por donde podía y a quien podía sin miramiento alguno; y la pérdida de fuelle de Sykes, que en un plumazo pasó de liderar la prueba a verse sexto. Por detrás, Jordi Torres intentaba enmendar su mala salida; mientras que Xavi Forés optaba por retirarse entre fuertes dolores.

…Davies la emoción…

Chaz Davies Ducati WSBK Australia 2016 - Motorbike MagazineMás o menos estirado, el grupo se mantenía unido por el pegamento que suponía el ritmo relativamente cómodo impuesto por el jefe de la categoría. Pero, lo que Rea te da, Rea te lo quita. Sutilmente elevó el listón y el grupo se partió en dos: se llevó consigo a Chaz Davies, Davide Giugliano y Michael VD Mark y dejó atrás a Sykes que, cuando se quiso dar cuenta, apretó los dientes para intentar volver a conectar. Pudo seguirle Sylvain Guintoli, pero no así Nicky Hayden y Alex Lowes, que poco después acabaría en el suelo.

Sin necesidad de abrir hueco, Rea fue desgastando a sus rivales. Sykes no era capaz de conectar, y a Giugliano cada vez le costaba más no despegarse de VD Mark. Solamente Davies parecía poder seguirle con ciertas garantías; y entraron en la última vuelta reviviendo los duelos del pasado curso.

…y Rea el control

Con la lengua fuera, el de Ducati arriesgó al máximo en la bajada de la penúltima curva. Su esfuerzo resultó baladí. Al ver el punto rojo en el interior de la curva, Rea abrió la trayectoria lo justo para acelerar antes y recuperar la primera posición por el exterior de la curva de entrada en meta, llevándose la victoria por 63 milésimas. A cuatro décimas entró VD Mark, que pudo contener a Giugliano para hacerse con el podio.

Quinto fue Sykes por delante de Guintoli; mientras que Hayden se desinfló hasta finalizar noveno, superado por Leon Camier, que llevó la MV Agusta hasta la séptima posición; y Jordi Torres, finalmente octavo en su estreno con la BMW. Completó el ‘top ten’ Josh Brookes, por delante de Román Ramos y el italiano Savadori. Cerraron la zona de puntos el debutante Karel Abraham, Mike Jones y Sylvain Barrier.

La larga espera invernal había hecho depositar muchas esperanzas en el inicio del Mundial de Superbike, y no decepcionó. Las marcas han hecho un gran esfuerzo durante toda la pretemporada, y son muchos los pilotos que se han preparado a conciencia con la misión de destronar al vigente campeón. Pero, cuando se apaga el semáforo, el mejor sigue siendo Rea.