El equipo oficial de Ducati en el Mundial de Superbike ha realizado este miércoles la presentación de su proyecto 2016, donde seguirán contando con Chaz Davies y Davide Giugliano como pilotos, con un objetivo claro: pelear por el título.

2015 supuso un punto de inflexión para Ducati en el Mundial de Superbike. Después de casi tres temporadas de sequía, la firma italiana encontró por fin la senda de la victoria con la Panigale, modelo que llevan en este certamen desde el año 2013. El pasado año, Chaz Davies consiguió los cinco primeros triunfos de la Ducati Panigale R en este campeonato, logrando un total de 18 podios que le catapultaron hasta el subcampeonato del mundo.

Tras este paso adelante, la meta para la firma boloñesa de cara a 2016 es luchar por el título, una corona que no logran en SBK desde que la obtuvo Carlos Checa en 2011. La estructura oficial, el Aruba.it Ducati, se ha presentado este miércoles en Borgo Panigale, desvelando el proyecto de un año en el que volverán a contar con la misma dupla que en 2014 y 2015, compuesta por Chaz Davies y Davide Giugliano.

El británico es la principal punta de lanza del proyecto y aseguraba durante la presentación que el ritmo alcanzado en 2015 le hace afrontar con bastante confianza una nueva temporada a los mandos de la Panigale R. Davies, gran amigo de Casey Stoner, incidía en el gran papel que puede jugar el australiano como probador de Ducati, ya que está previsto que el bicampeón de MotoGP también se sube a la moto de Superbike para ayudar en el desarrollo de este modelo.

Por su parte, Davide Giugliano, que vivió un auténtico tormento con las lesiones el pasado año, espera poder encontrar la solidez que le ha faltado en su andadura en este campeonato con el fin de pelear por metas más ambiciosas. La marca italiana ha puesto toda la carne en el asador para pelear de tú a tú con Kawasaki en una temporada que contará con un total de siete marcas: Ducati, Kawasaki, Yamaha, Honda, Aprilia, BMW y MV Agusta. El próximo 28 de febrero comenzará en Phillip Island un curso que promete emociones fuertes.

Contenido relacionado
Previa WSBK 2016: El trono de Rea

Deja un comentario