Tres victorias consecutivas –dos en Tailandia y una en Aragón- y un segundo puesto –tras Chaz Davies- han convertido a Jonathan Rea en la clara referencia del Mundial de Superbike en este 2015. A los mandos de su Kawasaki, Rea ha aprovechado el vacío de poder dejado por Sylvain Guintoli con su paso a Honda, donde la inferioridad mecánica no le está dejando defender el número 1 que adorna su carenado.

.

Dos reyes muertos

Hace años que el talento de Jonathan Rea está fuera de toda duda. Sus victorias y podios fueron durante muchas temporadas la única fuente de felicidad en la sequía competitiva de Honda en el Mundial de Superbike; pero a la vez le lastraban en la búsqueda de mayores cotas.

Por eso, el acierto de su fichaje por Kawasaki se consideró una obviedad desde el momento en que estampó su firma en el contrato que le unía a las motos verdes.

Un acierto enorme para ambas partes: Jonathan daba un salto significativo en sus opciones de ganar el título; y la marca nipona dejaba atrás la fórmula de juntar en un equipo a líder y (supuesto) escudero, para pasar a tener el bendito problema de encajar a dos ganadores en el mismo box.

Jonathan Rea Motorland Aragón WSBK 2015 mbk04 - Motorbike Magazine«El acierto del fichaje de Rea por Kawasaki se consideró una obviedad. Lo que era difícil predecir era la impresionante autoridad con la está gobernando el campeonato»

Las únicas dudas podían residir en cuánto tiempo tardaría Rea en acoplarse a su nueva montura y empezar a dejar fluir su talento; así en cómo le podría afectar estar al lado del hombre referencia de la categoría en los últimos años. Leves interrogantes a los que el británico respondió incluso antes de ponerle el 65 a su moto.

Con el símbolo de la nieve en el carenado, Rea congeló las previsiones en pretemporada. No sólo no le costó llegar al nivel de Tom Sykes, le pasó por encima. Aun así, aún no se repartían puntos.

LA SIMBIOSIS
Lo que era difícil predecir era la impresionante autoridad con la que Rea está gobernando el campeonato; la inmediata y perfecta simbiosis producida entre moto y piloto. Si en Australia se le escapó el doblete por milésimas, en Tailandia se llevó los 50 puntos sin apenas despeinarse; y en Aragón sólo lo evitó un soberbio Chaz Davies.

Cuatro victorias y dos segundos, unos números que casi son lo de menos comparados con la sensación de absoluto dominio. En Phillip Island, Leon Haslam logro desafiarle y arañarle cinco puntos, igual que Davies en Aragón. Dos empates a 45 ante enemigos distintos, insuficientes para inquietarle en la batalla definitiva, la del título.

Su situación contrasta con la de los dos últimos campeones: el aún rey de Superbike, Sylvain Guintoli, hundido en la clasificación (6º a 92 puntos de Rea); y el hasta ahora rey de Kawasaki, Tom Sykes, a quién dobla en puntos (66 de Sykes por los 140 de Jonathan). Dos reyes muertos, Rea puesto.

Jonathan Rea Chaz Davies WSBK 2015 Motorland mbk04 - Motorbike Magazine

 

British Superbike

Seis carreras, seis tripletes. No hay ninguna duda de cuál es la bandera de Superbike en este 2015, que por momentos parece el nacional de las islas. De hecho, el propio BSB ha tenido más variedad en el podio –el australiano Josh Brookes subió en la cita inaugural- que el Mundial.

Leon Haslam se está postulando como antagonista de Rea. Si consiguió salir como colíder de Australia, en Tailandia realizó una labor casi perfecta de minimización de daños, firmando dos segundas posiciones en un día en el que la victoria estaba, sencillamente, imposible.

En Aragón continuó con su intachable regularidad. Sin embargo, esta vez no fue solamente Rea el que acabó por delante. Chaz Davies llegó a su circuito fetiche, en el que logró un doblete inolvidable en 2013 con BMW, y recogió su testigo como alternativa.

Chaz Davies Ducati WSBK 2015 Motorland mbk04 - Motorbike Magazine«Seis carreras, seis tripletes británicos. No hay ninguna duda de cuál es la bandera de Superbike en este 2015»

En la primera manga lo dio todo para batir al de Kawasaki, y casi lo logra. En la segunda, se convirtió en el primer piloto que conseguía soltar de su rueda a Jonathan en este 2015.

Rea es el único con pleno de podios, Haslam le sigue con cinco y Davies con cuatro. Tom Sykes ha subido dos veces y Alex Lowes una. Cinco hombres, una sola bandera.

LA ARMADA DE TORRES
Sólo un país parece capaz de romper la hegemonía británica, y no es otro que España. Torres más altas ha derribado el motociclismo español. En dos de las seis carreras, Gran Bretaña ha hecho póquer. En las otras cuatro, ha sido el ‘rookie’ Jordi Torres el que se ha quedado llamando a las puertas del podio.

El de Aprilia se ha adaptado a la perfección a la RSV4, y salvó la caída en la segunda manga de Australia, ha exhibido una regularidad impresionante que le tiene situado en la quinta posición en la general.

El de Rubí es la punta de lanza de la nueva Armada española, que aspira a hacerse invencible ante sus vecinos del norte. Aunque aún no han pasado a la ofensiva, en Aragón se vio que ya van tomando posiciones.

En la primera manga, tras el cuarteto británico, cruzaron la meta tres españoles: Jordi Torres quinto, Xavi Forés sexto y Nico Terol séptimo. En la segunda, la caída de Sykes les permitió avanzar un puesto: Torres cuarto, Forés quinto y David Salom sexto, recogiendo el testigo de un Terol al que un error le relegó a la décima plaza.

Leon Haslam Jordi Torres Aprilial WSBK 2015 Motorland mbk04 - Motorbike Magazine

 

Catedral busca dios

Las Superbike ya están en Europa. Cruzado el muro de Aragón, toca visita guiada a la Catedral de Assen. Guiada por Jonathan Rea, que además de defender el liderato partirá como último ganador en Holanda, ya que en 2014 se hizo con la victoria en la segunda manga.

Aquel día fue una especie de premonición, por partida doble. La primera carrera mostró lo que pasaría a final de campeonato, con Sylvain Guintoli como ganador por delante de Tom Sykes y el propio Rea. Exactamente las mismas posiciones que los tres ocuparían en la general a final de año.

Jonathan Rea Alex Lowes Davide Giugliano WSBK 2014 Assen mbk04 - Motorbike Magazine«El templo del motociclismo busca adorar al dios que consiga hacerse con los 50 puntos en juego, algo que no ocurre desde hace cinco años»

La segunda, un anticipo de cómo cambiaría la idiosincrasia de la categoría de cara a 2015. Los dos reyes muertos –Guintoli y Sykes bajaron del podio-; y el Rea puesto. Puesto en todo lo alto del cajón tras una exhibición memorable. Tom quedó cuarto y Sylvain noveno, más o menos los puestos en los que se están moviendo esta temporada.

Jonathan estuvo acompañado por Alex Lowes –en su primer podio en SBK- y Davide Giugliano, que se estrenaba en 2014. Fue la primera vez en todo el año que se vio un podio sin Kawasaki ni Aprilia, algo que desde entonces sólo se ha repetido en Portimao.

OBJETIVO DOBLETE
El templo del motociclismo busca adorar al dios que consiga hacerse con los 50 puntos en juego, algo que no ocurre desde hace cinco años. El último en hacerlo fue precisamente Jonathan Rea, que suma cinco victorias y ocho podios en las últimas diez carreras disputadas allí.

Varios de sus rivales saben lo que es subir al podio de Assen, pero sólo dos a lo más alto: Guintoli (dos victorias y cuatro podios) y Sykes (una victoria y tres podios).

Aunque Leon Haslam ha subido tres veces, la última data de 2010, cuando fue segundo tras el propio Rea. El lesionado Davide Giugliano lo ha logrado en dos ocasiones; Alex Lowes lo consiguió el año pasado; y Leon Camier lo hizo en 2010, al lograr la tercera posición en una carrera ganada por… efectivamente, Rea. La Catedral busca su dios, y en el cielo empieza a dibujarse un 65.

Después de Assen, los pilotos del Mundial de Superbike tendrán tres semanas de descanso antes de la quinta ronda de la temporada, que se disputará en el Autodromo Enzo e Dino Ferrari de Imola, la primera de las dos ocasiones que visitarán Italia en este 2015.

Jonathan Rea Tom Sykes Marco Melandri Toni Elías Loris Baz WSBK 2014 Assen mbk04 - Motorbike Magazine