El piloto italiano regresa a SBK como wild card

El tetracampeón del mundo de 250cc y bicampeón de Superbike vuelve a ponerse el mono para disputar dos rondas del Mundial de Superbike como piloto invitado en el Aprilia Red Devils.

Ya es oficial lo que parecía un secreto a voces durante los últimos meses. Max Biaggi volverá a competir en el Mundial de Superbike como wild card. El piloto romano completará dos de las seis rondas que restan para el final del campeonato, concretamente las de Misano y Sepang, dos circuitos que conoce a la perfección.

Su retorno se hará efectivo la próxima semana, cuando el Mundial de Superbike desembarque en el trazado de Misano para disputar la octava cita de la temporada. Biaggi correrá en las filas del Aprilia Red Devils, compartiendo equipo con Leon Haslam y Jordi Torres, y volverá a subirse a la RSV4 con la que cosechó sus dos títulos en Superbike.

Cuatro semanas después de pasar por Misano, el campeonato viajará a Laguna Seca, donde Biaggi no estará. El italiano regresará tres semanas después en Sepang, el fin de semana del 31 de julio al 2 de agosto. Max compitió durante seis temporadas en el Mundial de Superbike con tres marcas diferentes: Suzuki, Ducati y Aprilia, cosechando un total de cinco Superpoles, 18 victorias y 70 podios, y llegando a la cima en dos ocasiones -2010 y 2012- con la fábrica de Noale.

Colgó el mono al término de 2012, aunque ha seguido ligado a Aprilia con el desarrollo de sus motos de Superbike e incluso se subió a la MotoGP con la que la marca ha vuelto este año a la categoría reina. Ahora, a sus 43 años -cumplirá 44 el próximo 26 de junio-, Biaggi regresa a la competición como piloto invitado. Bayliss ya demostró al inicio de temporada que los viejos rockeros nunca mueren.

 

Galería de fotos: Max Biaggi vuelve a la competición