Wayne Rainey se sube a la Yamaha YZR500 casi tres décadas después

MotoGP Assen: previa, horarios y cómo verlo por televisión

Doohan, Roberts y Schwantz acompañarán a Rainey en su emotivo regreso con la YZR500


Rainey participará con su YZR500 en el Goodwood Festival

Wayne Rainey se puso nuevamente a los mandos de su icónica Yamaha YZR500 casi 29 años después de su terrible accidente en Misano. El californiano volverá a rodar con ella este fin de semana en el Goodwood Festival, acompañado por Schwantz, Doohan y Roberts.


El tradicional Goodwood Festival of Speed, que se celebra este fin de semana en Inglaterra, afronta una de las ediciones más especiales que se recuerdan.

El evento es una auténtica fiesta del motorsport, tanto para las dos como las cuatro ruedas, y en lo que corresponde al motociclismo contará con un momento realmente emotivo: Wayne Rainey volverá a pilotar su inconfundible Yamaha YZR500 y lo hará 29 años después del terrible accidente que le dejó postrado en silla de ruedas.

El tricampeón del mundo de 500cc rodará con la moto junto a la que construyó una época legendaria, ya que además de llevarse los títulos de 1990, 1991 y 1992, el piloto californiano sumó 24 triunfos y un total de 65 podios junto a la marca de Iwata, con la que compitió entre 1988 y 1993 hasta su accidente.

Rainey ya había vuelto a sentirse piloto hace dos años y medio en Suzuka, cuando en el festival «Sound of Engine 2019» pudo subirse a una Yamaha R1 y compartió pista con Eddie Lawson, Kenny Roberts y Takuma Aoki (quien en 1997 quedó paralítico tras un accidente).

Pero esta vez será aún más especial, ya que participará subido a la moto con la que logró sus mayores éxitos en competición. Además, Rainey estará acompañado en el evento por Kevin Schwantz, Mick Doohan y Kenny Roberts, lo cual será un auténtico regalo para los amantes de las dos ruedas.

Antes de participar oficialmente en el evento, Rainey se subió de nuevo a la Yamaha YZR500, adaptada a su paraplejia. Para ello, se ha creado un sistema que le permite llevar el cambio en el semimanillar izquierdo, se han situado un par de acoples en el depósito para que pueda mantener la posición al no poder hacer fuerza con las piernas, y también unas cinchas para poder sujetar las piernas. El californiano hizo una prueba antes del evento para aclimatarse y volver a sentir el rugir de este icono de los dos tiempos.

Las imágenes, tanto en foto como en vídeo, son totalmente emotivas: