La historia de Australia en la categoría reina comenzó a cambiar de la mano de Wayne Gardner. El piloto de Wollongong abrió el camino para su país en 500cc al conseguir el título en 1987, la que era su tercera temporada completa en el Campeonato del Mundo. Hasta entonces, Australia había ganado un campeonato en 125cc de la mano de Tom Phillis, otro en 250cc con Kel Carruthers y otro con Keith Campbell en 350cc. Gardner se encargó de derribar la única barrera que quedaba pendiente: la del medio litro. Doohan y Stoner han sido, hasta la fecha, los únicos capaces en seguir sus pasos.

Gardner, el segundo piloto de la historia que ganó el título de 500cc con Honda, fue uno de los grandes baluartes de la marca del ala dorada. Corrió sus siete temporadas en el Mundial dentro del equipo oficial de HRC, cosechando 18 victorias y un total de 52 podios. Además, con Honda también ganó en cuatro ocasiones las 8 Horas de Suzuka. Su espectacular y agresivo estilo, que le hizo ganarse el apodo de «Cocodrilo» Gardner, le llevó implícitamente a ser uno de los pilotos más queridos por la afición. Para el recuerdo queda el GP de Australia de 1990, donde venció con el escafoides roto y el carenado colgando tras salvar una caída, imponiéndose por delante de Doohan, Rainey y Lawson. Gardner corría con el corazón.

Wayne es uno de los abanderados de lujo del World GP Bike Legends, que se celebrará del 19 al 21 de junio en Jerez. Los aficionados podrán disfrutar de nuevo del legendario piloto australiano en pista; precisamente, Jerez y Gardner guardan una relación especial, ya que el de Wollogong fue el primer piloto en ganar una carrera de la categoría reina en el trazado andaluz, en 1987.

Para más información y venta de entradas del World GP Bike Legends, pulsa aquí

Wayne Gardner - World GP Bike Legends - Motorbike Magazine

© World GP Bike Legends

La saga Gardner

En 1992 puso fin a su exitosa carrera como piloto, pero nunca dejó de lado la competición. Con el nacimiento de sus hijos Remy y Luca, Wayne se marcó como objetivo guiar sus pasos para que ambos llegasen al Campeonato del Mundo. Una ardua tarea que incluso le obligó a marcharse de Australia con sus dos hijos, emprender un viaje a España para afincarse en Barcelona y empezar a formar desde la base -y con garantías- a la nueva generación de los Gardner.

Wayne Gardner - World GP Bike Legends - Motorbike Magazine

© Team LaGlisse

Remy, el mayor, empieza a caminar con paso firme. Después de dos notables temporadas con el Team LaGlisse en la categoría de Moto3 del FIM CEV, en 2015 debutará en el Campeonato del Mundo de Moto3 de la mano del equipo CIP. Por su parte, Luca aún se mantiene en la estructura familiar –Team Gardner–, con la que disputó en 2014 la Copa de España en la categoría de Pre-Moto3, aunque esta temporada no competirá por falta de recursos económicos. Tanto Remy como Luca siguen evolucionando bajo la atenta mirada de su padre, siempre presente allá donde corren sus dos hijos. Cuentan con un mentor inmejorable.