Yamaha MOTOROiD muestra su inteligencia artificial

La marca japonesa muestra cómo la Yamaha MOTOROiD saca partido de su inteligencia artificial con características de reconocimiento facial o interpretación de signos además de elementos de conducción autónoma con sistema de auto-equilibrado. ¡El futuro está aquí!




Hace unos días nos quedamos a cuadros cuando se desveló Yamaha MOTOROiD, el nuevo proyecto de la fábrica japonesa con motor eléctrico. Este prototipo futurista (o quizá no tan futurista) aplica la inteligencia artificial (IA) al mundo de la moto de una forma peculiar y teniendo en cuenta la filosofía ‘kando’, una palabra japonesa que describe la sensación simultánea de profunda satisfacción y euforia cuando nos encontramos con algo de excepcional valor.

Lo primero que llama la atención de esta inteligencia artificial del Yamaha MOTOROiD es que esta moto eléctrica es capaz de, no sólo reconocer caras sino de interpretar signos y acciones que puedas hacerle para controlarlo. Un simple movimiento de la mano puede servir para que realice la moto una acción. Y aquí viene otra de las sorprendentes características de MOTOROiD. La moto puede obedecer y se mueve de forma autónoma como, por ejemplo, acercarse a su dueño. Sí, parece que estemos hablando de un perro fiel a su amo.

En este intrigante prototipo también nos sigue fascinando la capacidad de mantener el equilibrio gracias a la tecnología AMCES (Active Mass Center System). Ya hemos visto algo similar en el Honda Riding Assist, pero no de ja de ser trascendente y en este caso en vez de la rueda delantera, utiliza la rueda trasera y el chasis para equilibrarse. Impresionante ver todos esos movimientos….

El futuro está cada vez más cerca.