Sobrevive a un accidente a 552 km/h

Valerie Thompson tiene más vidas que un gato después de sobrevivir y salir ilesa tras sufrir un aparatoso accidente con su streamliner a una velocidad de 552 km/h. Parece mentira.


Parece mentira o incluso un milagro ver a Valerie Thompson salir andando por su propio pie, ya que unos minutos antes sufrió un brutal accidente mientras hacía uno de los intentos de velocidad. Ocurre en el Lago Gairdner de Australia durante el World Speed Trials intentando convertirse en el ser humano más rápido en las 4 millas y llegar a las 400 millas por hora (643 km/h).

El streamliner está en pleno intento y todavía le quedaba velocidad por alcanzar cuando de repente, a unos 552 km/h vuelca y sale por los aires totalmente descontrolado y dándose golpes contra el suelo. Valerie fue rápida y pudo soltar el paracaídas, lo cual estabilizó el vehículo. Aun así, el streamliner no se paró hasta pasado un kilómetro y medio. Parece increíble que la valiente piloto haya podido salir casi ilesa, con un solo rasguño en una pierna. Ella misma reconoce que ni siquiera su casco tuvo ningún arañazo y sólo está manchado de la sal que entró en el habitáculo al arrastrarse de lado por el suelo del lago salado.

Esto pone de manifiesto que esta categoría no es un juego de niños y tiene una gran peligrosidad. Estamos hablando de una auténtica bala con una potencia de más de 500 cv, pero también de una estructura en la que se ha tenido en cuenta la seguridad.

Lo que sí sabemos es que, a pesar del susto, la ‘Princesa de la Velocidad’, Valerie Thompson, sigue necesitando velocidad y no se quita de la cabeza la ‘locura’ por seguir cazando récords.