El piloto italiano, haciendo drifting en una pista de Flat Track

La habilidad de Valentino Rossi al manillar de una moto está fuera de toda duda. Pero la destreza del piloto italiano no se reduce sólo al mundo del motociclismo, ya que está demostrado tiene unas manos inigualables para el mundo del motor, sea cual sea la disciplina sobre dos o cuatro ruedas.

En este vídeo el italiano nos deleita a los mandos de un BMW M5, con el que se lo pasa en grande haciendo drift en la pista de Flat Track del Circuito de Misano. No te pierdas este recital de derrapadas de Rossi con el coche alemán, un auténtico espectáculo.