Se llaman Stuntex y son un grupo de pilotos de stunt con una gran capacidad creativa y técnica. Muchos ya conoceréis la máquina de hacer caballitos, una atracción frecuente en muchas concentraciones alrededor del mundo, pero estos rusos han querido ir un poco más allá y darle la vuelta al asunto.

A diferencia que una máquina de caballitos, que funciona en una posición estática, han decidido montar una estructura en movimiento, remolcada por un 4×4 para que la sensación y la superficie sea la misma que en un invertido realizado sin asistencia. Lo que se consigue con esto es practicar la habilidad de mantener la moto en el punto de equilibrio sin peligro de caída puesto que la moto está asegurada para no perder el equilibrio hacia adelante ni hacia los lados.

Galería de fotos