Troy Corser, un espectáculo con una BMW de 1935 en Goodwood

Troy Corser participó en el famoso festival de Goodwood. Primero dio espectáculo dándolo todo sobre una BMW de 1935. Al día siguiente, sin embargo, protagonizó una “dolorosa” caída cuando peleaba con John McGuinness. No te pierdas los vídeos.


El dos veces campeón del mundo de Superbike, Troy Corser, estuvo el pasado fin de semana en Goodwood, el festival de motor por excelencia, un evento donde puedes disfrutar de maravillas del motor, coches y motos de ensueño de todas las épocas doradas.

El evento consta de diferentes exhibiciones e incluso carreras. Pero aunque sean de exhibición, a un campeón no le gusta perder ni a las chapas. Troy Corser se subió a una BMW del año 1935, una joya, vamos. El australiano estaba en vuelta de clasificación y después de adaptarse a una moto de los años treinta, sacó todo su jugo: posición agresiva, rodilla al suelo, ataque sin miedo a las curvas… Tanto le exigió que la pobre BMW dijo basta y empezó a fallar. Aun así, una locura y a la vez una maravilla.

Pero no queda aquí la cosa… Al día siguiente se celebró una carrera con estas motos clásicas. La lluvia era constante y peligrosa. El liderato se lo disputaban dos pesos pesados: John McGuinness y Troy Corser. Al pasar por una chicane, McGuinness cierra y sale muy despacio de la curva. Troy Corser acelera a fondo pero tiene que abrirse y pisar el piano por encima. Craso error. El piano estaba totalmente encharcado y al pasar por encima le hace un aqua-planning de libro tirándolo al suelo.

Por suerte, Troy Corser sale ileso, pero duele mucho ver una joya como esta BMW de 1935 por el suelo

¡Aquí los dos vídeos!

Fotos de Troy Corser con la BMW de 1935


Vídeo: Troy Corser exprimiendo una BMW de 1935


Vídeo: Caída de Troy Corser con la BMW de 1935