Un nuevo vídeo desvela la nueva Triumph Speed Triple 2018

Triumph no presentó todas sus armas en el Salón de Milán. Nos tenía reservada una pequeña bomba que ha lanzado cuando nadie lo esperábamos, la nueva Triumph Speed Triple 2018, o lo que es lo mismo, una actualización de su buque insignia.


Con un vídeo protagonizado por Carl Fogarty y Gary Johnson, la marca británica nos muestra con bastante detalle las dos novedades 2018 que tenía guardadas en la manga.

Y se trata nada menos que una nueva versión de la Triumph Speed Triple que recibe novedades con las que mantendrá su potente apuesta por el segmento de las Súper Naked.

¿Qué cambia en la nueva Triumph Speed Triple 2018?


No nos hemos podido resistir a analizar con detalle lo poco que nos deja ver el vídeo, pero hemos podido sacar algunas conclusiones.

El cambio más importante no pasa desapercibido. Triumph ha hecho un primer plano del cuadro de mandos más desarrollado de la marca y, a juzgar por lo que hemos visto, parece que ésta será la novedad más destacada.

Este cuadro de mandos, que debutó en 2017 sobre la Street Triple, también se ha incorporado en 2018 a la gama Tiger 800 y Tiger 1200. Cuenta con una pantalla TFT a color que destaca por ser uno de los sistemas más completos y mejor concebidos del mundo de la moto (tanto por usabilidad como por diseño), por lo que era de esperar que la Speed Triple lo incorporase pronto.

Se pueden apreciar pequeños cambios en el diseño, principalmente en las aletas laterales que abrazan el motor. Éstas, como ya sucede en otros modelos de la marca, son ahora más pequeñas dejando el motor más expuesto a la vista.

Hablando del motor, todo parece indicar que se conserva la misma estructura, un propulsor que ha ido creciendo de cilindrada según han ido apareciendo diferentes versiones de la Speed Triple, pero tratándose de la misma estructura, no parece que en esta ocasión Triumph vaya a engordar su propulsor, así que desde Motorbike Magazine apostamos a que seguirá siendo un 1.050 cc.

Se aprecian cambios en las llantas, que son ahora de cinco palos mientras que los silenciosos son algo más estrechos y alargados, dos cambios que harán que la nueva Speed Triple sea algo más ligera, al menos visualmente.

Lo que no podemos apreciar en las capturas que hemos realizado del vídeo son los posibles cambios en la electrónica, pero seguro que la marca británica tiene novedades en este sentido. Eso sí, la Speed Triple ya estaba “cargada hasta los dientes”, pues contaba acelerador electrónico, cinco modos de conducción, control de tracción y ABS desconectable. En este sentido, poco más podemos pedirle…

En resumen, la sorpresa que nos tenía guardada Triumph es una actualización de su buque insignia, que recibirá el nuevo cuadro de mandos posicionándose a la altura de las Súper Naked más tecnológicas y potentes del mercado.