Tener una trail no te hace piloto off-road

El conductor novato pierde el control de su BMW R 1200 GS cuando circulaba por un camino. Por suerte, sale indemne. Lo que no sale ileso es su orgullo cuando alcanza a su compañera que pasa fácilmente todo con una Harley-Davidson customizada.


Tener una trail como la BMW R 1200 GS no te hace el piloto más hábil del mundo para ir por cualquier terreno. Ni siquiera por un camino no asfaltado con una dificultad muy baja. Vamos a ser… A cualquiera le puede pasar. Entras en un charco de manera inesperada a muy poca velocidad y pierdes la estabilidad cayendo como un saco de patatas. Nada grave. Por suerte, al piloto no le pasa nada y puede volver a subirse en la moto y continuar con su recorrido.

Lo gracioso está en cuando alcanza a su compañera de salida, una chica que lleva nada menos que una Harley-Davidson customizada: nada de altura, nada de suspensiones altas, nada de tacos, nada de manillar off-road… ¡y tan pancha! Por si fuera poco se ríe descaradamente del ‘trailero’ como si fuera Nelson de Los Simpsons (¡Ja-Ja!).

Lo fuerte es que el conductor de la GS no acepta del todo la broma y alega que «no tengo tracción en las ruedas» o que «hay barro en las ruedas». Además se compara con ella diciendo que ella puede echar las piernas mientras que él puede justo ir de puntillas…