Da igual la moto que le den a Toprak Razgatlioglu, porque el espectáculo está siempre garantizado. El piloto turco no sólo deleita a los mandos de su BMW M 1000 RR en el Mundial de Superbike, sino que también le hemos visto hacer virguerías con una BMW F 900 GS en un duelo contra un coche de rally... y ahora le ha tocado hacerlo con una BMW R 1300 GS.

La destreza del piloto turco le hace capaz de pilotar una maxitrail de 237 kg en un karting como si de una supermotard se tratase.

Derrapadas, caballitos, invertidos... El repertorio de Razgatlioglu con la nueva R 1300 GS es de lo más variopinto. No hay moto que se le resista al turco, que tiene una capacidad fuera de toda duda para domar cualquier moto, sea del segmento que sea.

Razgatlioglu tan sólo tardó dos rondas en lograr su primera victoria en Superbike con BMW, llevando a lo más alto a la M 1000 RR tanto en la primera carrera como en la Superpole Race de Montmeló.

Pero su impacto en la marca germana no sólo se reduce a lo que consigue en competición, donde va a meter de lleno a BMW en la lucha por el título de Superbike, sino que fuera de la pista también consigue dar otro boom a la marca alemana con vídeos tan virales como este que ha compartido en sus redes sociales: