Una rotonda es suficiente para tener un circuito

¿Qué pasa cuando juntas a tres de los mejores especialistas en el arte de derrapar en el centro de la ciudad de Lublin? Pues que sólo necesitas un semáforo y una rotonda para montar una auténtica carrera de Speedway


La espectacularidad del Speedway se ha llevado al extremo en la pequeña localidad polaca de Lublin, donde tres de los pilotos más rápidos de la especialidad se citaron para hacer la “Carrera de la rotonda”. Para Maciek Janowski y los hermanos Piotr y Przemyslaw Pawlicki, rodar de lado no es una novedad, y tampoco supuso un problema adaptarse al asfalto de la carretera.

Lo que hacía único esta carrera, además de su entorno urbano, es que los pilotos no tenían su pista ovalada, y debían adaptarse a tener que aumentar su conducción deslizante ya que al dar vueltas a la rotonda, no había lugar para enderezar las ruedas, lo que hacía que estuvieran derrapando en todo momento, con más agarre y logrando un espectáculo único.