Redding vuela con la Ducati Panigale V4 S

Con una moto prácticamente de serie, Scott Redding se quedó a sólo 3.4 segundos del récord de vuelta rápida en carrera de las MotoGP en Cheste. Aquí tienes el vídeo de su espectacular vuelta a los mandos de la Ducati Panigale V4 S 2020.


Pocos pilotos en el mundo conocen mejor y pueden sacar un mayor rendimiento a la Ducati Panigale V4 que Scott Redding. Ya no sólo con la versión de carreras, la R, con la que fue campeón del British Superbike tras una excelente temporada y con la que este año debutará en el Mundial de Superbike como uno de los principales candidatos al título. También con la versión de serie, con la que el piloto británico realiza con asiduidad ciertos test que le mantienen en forma en periodos de parón en SBK.

Después de los primeros test del año de Superbike en Jerez y Portimao, Redding puso rumbo al Circuito Ricardo Tormo, en Valencia, para ponerse a los mandos de su Ducati Panigale V4 S 2020. La S, homologada para su uso en calle, es una versión un poco más evolucionada que la estándar, pero sin muchos 'ornamentos' más que las suspensiones electrónicas, las llantas forjadas Marchesini y el subchasis en magnesio. Sin embargo, Redding ha demostrado con ella que puede rodar en tiempos altamente competitivos, lo que demuestra no sólo el nivel de pilotaje del inglés con la Panigale, sino también el potencial que tiene la V4 S pese a tratarse de una moto de serie.

De hecho, la moto que utilizó Redding en su entrenamiento privado en Valencia también era prácticamente la versión de calle, aunque con las incorporaciones del sistema completo de escape Akrapovic de carreras y que los neumáticos que usó fueron unos slicks. El resto, era la Panigale V4 S de serie.

Pues bien, con esta moto Redding hizo un tiempo espectacular de 1:34.523. Este registro no se puede equiparar a día de hoy con otras motos de Superbike, puesto que el campeonato de las derivadas de serie no corre en Valencia desde el año 2010 ni tampoco se realizan test privados u oficiales por parte del WSBK. Pero si lo comparamos con las MotoGP, el resultado es magnífico, ya que el registro del británico con esta moto es sólo 3.4 segundos más lento del récord de vuelta rápida en carrera de las MotoGP en Cheste (1:31.116 de Márquez en 2019) y está a 5.1 segundos del mejor tiempo logrado nunca por una MotoGP en Valencia, que es el 1:29.401 que le valió la pole a Jorge Lorenzo en 2016.

Tan brillante fue su vuelta, que hasta el propio CEO de Ducati, Claudio Domenicalli, ensalzó su trabajo en sus redes sociales. Días después, fue el propio Redding el que la compartió en sus redes sociales en el vídeo que tienes a continuación: