La respuesta crossover de Japón

Probamos la esperada Suzuki GSX-S1000GX, la trail asfáltica o crossover deportiva de la marca japonesa con un precio ajustado y un rendimiento impecable.


Hay muy pocas motos como estas en el mercado. Y es que la Suzuki GSX-S1000GX recoge los componentes necesarios: un motor de 1.000 cc y 4 cilindros, 152 cv de potencia y 106 nm de par motor, un chasis de aluminio de doble viga, un basculante reforzado propio de una Superbike, unas suspensiones de primera con gestión electrónica, un cambio semi-automático y un paquete electrónico de última generación.

En marcha, y a pesar de ser un frío día de enero con un asfalto húmedo, pudimos probarla a fondo y comprobar todo lo que dice su ficha técnica, quedando gratamente satisfechos. Puede que la respuesta haya llegado un poco tarde, pero Japón por fin trae al mercado una trail asfáltica de altas pretensiones para hacer frente a la BMW S 1000 XR.

Las expectativas eran bastante altas con esta moto, pero la moto de Hamamatsu no nos decepcionó en absoluto. Esta Suzuki GSX-S1000GX sobre el papel es espectacular y va muy bien en marcha. Desde las primeras sensaciones, pasando por la ergonomía, su tacto general, su electrónica y, obviamente, su motor, podríamos decir que tiene una nota muy alta, pero también hay aspectos que no nos agradaron tanto, porque ninguna moto es perfecta.

Si quieres ver el vídeo de la prueba, así como todos los detalles que nos han parecido mejores y peores, puedes verlo en la parte superior de esta noticia o directamente en nuestro canal de YouTube. También puedes leer nuestra prueba escrita de esta Suzuki GSX-S1000GX.

 

 

Fotos acción Suzuki GSX-S1000GX 2024

 

Fotos estática Suzuki GSX-S1000GX 2024