Vídeo-prueba de la Keeway V302C

Probamos la nueva Keeway V302C, la custom de mayor cilindrada de la marca china que destaca por sus dimensiones y su bicilíndrico en V. Te contamos cómo va y qué nos ha parecido en nuestra vídeo-prueba que a continuación te compartimos.


La Keeway V302C es una moto muy particular a simple vista. Siempre es curioso ver un motor bicilíndrico de 300 cc en V, y más curioso es que parezca incluso de mayor cilindrada. Sus colectores en color negro mate saliendo de dicho motor le aportan mucho carisma a sus líneas, donde también predomina el negro sobre plateado, aunque carece de detalles cromados.

Una moto con bastante personalidad en cuanto a su diseño. Podríamos definirla como ‘musculosa’. ¿Y sus prestaciones? Primero, dispone de un asiento a 690 mm del suelo que la convierte en una moto apta para cualquier tipo de estatura, aunque su mullido es duro. La posición de conducción es realmente relajada, con un manillar ancho y las estriberas bastante adelantadas. Al más puro estilo custom, con las piernas bien estiradas.

Una vez puesta en marcha, su sonido grave a bajas revoluciones también parece de una cilindrada superior. Su pequeño motor de 300 cc en V es muy lineal, con bajos, a pesar de sus 30 cv a 8.500 rpm y 26 Nm de par a 6.500 rpm. Su reacción es prácticamente igual abajo y arriba, aunque lo ideal en esta moto es ir cómodo, no forzarla demasiado y disfrutar del viaje.

Una moto muy asequible para disfrutar del trayecto


Respecto a su parte ciclo, sus frenos tienen un tacto correcto, a la altura de la moto, con un disco delantero de 300 mm y otro de 240 mm detrás. Sin embargo, si queremos rodar un poco más al límite con ella, con una conducción más sport, notaríamos la limitación de estos frenos. Aunque, como ya hemos comentado, ese no es su uso correcto, está hecha para disfrutar del viaje.

Dispone de unas suspensiones de corto recorrido, aspecto bastante común en las custom, y el motivo es para que tenga una altura muy reducida. Notamos cualquier irregularidad delante, mientras que en la parte trasera es bastante nerviosa, pero ajustable en precarga para el gusto del usuario. Su manejabilidad, en definitiva, es buena, gracias a su peso contenido de 167 kg.

Nos llamó la atención  su cuadro de instrumentos. Simple, pero muy útil para el uso cotidiano. Todo se encuentra en la misma esfera, con la información necesaria para poder disfrutar de esta moto en el día a día.

Pero una de las cosas que más nos sorprendió de esta Keeway V302C es su valor en el mercado. Esta custom está disponible en España por el competitivo precio de 4.790 €. Unas cifras muy asequibles para todos los públicos y con una muy buena relación calidad-precio.

 

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home