Márquez desafía a la física con una de sus mejores salvadas

Marc Márquez ha vuelto a hacer de las suyas. Salvada magistral, con récord de inclinación, durante el test de Michelin que se ha llevado a cabo este viernes en Phillip Island.


Parece que lo de las salvadas va en el ADN de los Márquez. Si hace una semana fue Álex el que protagonizó una de las mejores de la historia en Motegi, este viernes ha sido su hermano Marc, un auténtico experto en estas lides, el que ha vuelto por sus fueros con una salvada marca de la casa... ¡a 70 grados de inclinación!

Después de que Maverick Viñales dominase con autoridad las dos primeras sesiones de entrenamientos libres de MotoGP en Phillip Island, los pilotos de MotoGP han vuelto a pista minutos después para llevar a cabo un test de 20 minutos de Michelin, que ha probado un nuevo compuesto trasero en uno de los trazados más exigentes del campeonato con los neumáticos.

Todos los pilotos tenían que realizar una tanda de al menos 11 vueltas con este nuevo neumático que Michelin está probando con el objetivo de utilizarlo a partir de 2020 en los trazados más exigentes. Se trataba de un "simple" test, sin trascendencia alguna para el Gran Premio, ya que los tiempos no se iban a tener en cuenta. Y entonces sucedió: Marc Márquez realizó una de las salvadas más espectaculares que se le recuerdan.

En la bajada de la curva 10, al piloto del Repsol Honda se le ha cerrado la dirección, pero ha conseguido evitar la caída salvándola con el codo y la rodilla y con una inclinación de 70 grados. La reacción de Márquez nada más protagonizar la acción no ha tenido desperdicio, ya que lo ha celebrado haciendo gestos al público y a los comisarios.

El #93 sigue desafiando a la física con un nuevo récord de inclinación, que supera los 68º de su salvada en los test de Brno 2014 y los 67 grados de la salvada que hizo en Assen este mismo año.

Así ha sido la acción de Márquez: