64º de inclinación, la estribera tocando el suelo... y otra salvada

Salvada de Marc Márquez en los libres de MotoGP en Sepang. El piloto del Repsol Honda volvió a hacer una de las suyas, con la estribera tocando el suelo, el tren delantero ya prácticamente cerrado y el neumático trasero también deslizando.


Marc Márquez ha cogido carrerilla en eso de las salvadas en el tramo final de la temporada. Phillip Island fue testigo de dos acciones increíbles el pasado fin de semana: una salvada a 70º de inclinación (récord) el viernes y otra a 69 grados en la curva 1, el punto más rápido del circuito australiano, durante la sesión clasificatoria que tuvo lugar el domingo.

Pues bien, la vida sigue igual para el piloto del Repsol Honda, que este viernes ha empezado en Sepang con otra de sus particulares salvadas. Esta vez ha sido en la curva 2, uno de los puntos más lentos del trazado malasio, donde Márquez ha dejado su sello. Y nunca mejor dicho, porque ha 'pintado' el asfalto con la marca de la  estribera y de los dos neumáticos mientras evitaba la caída.

El Campeón del Mundo de MotoGP 2019 ha estado a punto de irse al suelo, pero una vez más ha tirado de reflejos y ha conseguido salvar la caída con el codo. En esta ocasión, marcaba 64º de inclinación. Un buen susto en un FP1 que tampoco había empezado bien para él, ya que un problema con una de sus motos le obligó a pasar por boxes. Finalmente, salvó los muebles en esa sesión acabando cuarto.

En la segunda tanda de libres fue 13º al no montar un neumático nuevo en los últimos minutos, pero el de Cervera cierra el primer día del GP de Malasia 2019 en la sexta plaza de la combinada. Así ha sido la salvada que ha protagonizado en el FP1: