El piloto americano salió ileso del accidente

La quinta prueba del Mundial de Supercross en Oakland, California, nos dejaba las victorias de Aaron Plessinger y Jason Anderson, que se destacan como líderes de la general en las categorías de 250 y 450 respectivamente. Por otro lado, la anécdota del día sería esta espeluznante caída de Tyler Bowers. Se puede catalogar de anécdota porque el excampeón de Arenacross no sufrió lesiones tras este aterrizaje.


Ken Roczen lideraba la quinta prueba del año para el Mundial de Supercross mientras era perseguido por el líder de la general Jason Anderson, cuando, de repente, se escucha un sonoro rugido en el Overstock.com Coliseum. Las posiciones de cabeza no habían provocado la ovación, si no que era Tyler Bowers el causante.

El piloto americano, que luchaba por primera vez por entrar entre los diez primeros de la categoría, sufría esta espectacular caída cuando ya se había librado de toda compañía en la carrera. Aunque fueron las asistencias las que tuvieron que retirar al piloto de Kawasaki de la pista, la salud de Bowers está intacta.