El alemán se perderá el resto de la temporada de Supercross

Ken Roczen sufría una fuerte caída en la tercera cita del año para el mundial de Supercross, disputada este sábado en Anaheim II. Las consecuencias para el alemán son de muñeca dislocada, codo dislocado y fractura en el radio de su brazo izquierdo. El piloto de Honda ponía así punto y final a un inicio de año soñado, y se despedía del liderato del certamen y de lo que resta de temporada.



Ken Roczen sufre fractura del radio y dislocación de muñeca y codo en su brazo derecho. Este es el resultado de la escalofriante caída que el piloto de Honda sufría el sábado en Anaheim II, escenario de la tercera cita del mundial de Supercross, y donde el alemán ponía fin a una racha de dos victorias seguidas para empezar el año, además de perder el liderato del certamen y poner punto y final a su cuarto intento de ganar el campeonato de Supercross en la categoría de 450cc, el único título que le falta en los EE.UU.

Ryan Dungey tomó la iniciativa en un circuito afectado por las lluvias que descargaron sobre la pequeña localidad californiana. Roczen, penalizado por su peor salida en lo que llevamos de año, remontó hasta llegar a su compañero Cole Seely, segundo, cuando su moto lo catapultó por los aires. Ken permanece ingresado en el hospital a la espera de la evolución de su lesión y de varias operaciones. El tres veces campeón Dungey es el nuevo líder, con siete puntos de ventaja sobre su compañero en KTM Marvin Musquin.