El ex-piloto Josh Hill realiza un interesante vídeo en un parque acuático abandonado con su moto eléctrica

Josh Hill ha decidido emprender el proyecto «Urban Rider», un proyecto que mostrará vídeos llenos de maniobras, trucos y diferentes pericias a lomos de una moto eléctrica. En este vídeo en concreto veremos al bueno de Josh visitar un parque acuático abandonado en California, donde se cae y se moja por igual.


Los vídeos tipo gymkhana están ganando popularidad, y Josh Hill se sirve de ello con su nuevo proyecto «Urban Rider», donde se le verá surcar diferentes escenarios con una moto eléctrica. En esta ocasión ha decidido visitar un antiguo parque acuático abandonado en Palm Springs, California. Allí veremos al valiente Josh Hill enfrentarse a vertiginosas rampas, sinuosos toboganes repletos de recodos, además de intentar un looping sobre un gran embudo.

A pesar de que este parque acuático de Palm Springs esté abandonado, aún conserva a la perfección la mayoría de sus atracciones e instalaciones, incluso muchas de sus recepciones aún tienen agua. Agua donde veremos vadear y sumergirse al propio Josh Hill, así como su moto eléctrica.

El proyecto «Urban Rider» es un nuevo proyecto del ex-piloto norteamericano donde busca recopilar una serie de vídeos urbanos repletos de acción, acrobacias, equilibrio, pericia y técnica a lomos de una moto eléctrica.

«Estoy súper ilusionado con que mi proyecto salga a la luz» comenta el propio Josh Hill, en referencia a «Urban Rider». Además, la multinacional de bebida energética Monster está detrás del proyecto, patrocinando como siempre este tipo de vídeos. A continuación veremos un vídeo tal y como podemos imaginárnoslo; lleno de saltos, acrobacias etc, pero Josh Hill ha querido mostrar también parte del crudo, esto es, del trabajo que hay antes de la escena final, y podremos verle caerse una y otra vez.