Jonathan Rea en motocross; Clément Desalle en SBK

Jonathan Rea le deja su SBK a Clément Desalle y el belga le presta su motocross al británico. Los pilotos del Kawasaki Racing Team comparten primero unas vueltas en el circuito de velocidad de Motorland Aragón con la ZX-10R de SBK para después pasar al barro con la KX450F.



Kawasaki ha querido que dos de sus pilotos punteros tengan una experiencia diferente. Aprovechando los entrenamientos del Mundial de SBK en Motorland Aragón, el bicampeón del mundo, Jonathan Rea, ha recibido en su box a uno de los pilotos que más admira en la actualidad, el belga Clément Desalle. No en vano, el británico comenzó compitiendo en motocross con Kawasaki y hoy tiene en su garaje una KX450F además de otra moto preparada para supermotard. Por otro lado, Desalle también es amante del asfalto, por lo que la marca japonesa aprovechó para hacer lo que han llamado un Rider X Over, un intercambio de motos.

Highlights técnicos

Marca: Kawasaki
Modelo: ZX-10RR
Año: 2017
Cilindrada: 998cc
Potencia: 210CV
Peso: 204kg
Precio: 21.650 €
En primer lugar, fue Clément Desalle quien se subió a la auténtica Kawasaki ZX-10R campeona del mundo de Superbike. «Yo tuve una supersport hace tiempo y disfrutaba a veces en circuito cuando se acababa la temporada», reconoce el piloto de MX1. «Cuando el manager del Kawasaki Racing Team me habló de la posibilidad de hacer este Rider X Over, me emocioné. Sé que Jonathan es bueno en motocross, pero no tenía ni idea de si yo podría pilotar una Superbike».

Jonathan Rea comentó que «en realidad no me preocupé, Clément estaba girando más o menos a la misma velocidad que los periodistas que habíamos invitado por la mañana y de hecho ¡frenaba más tarde que lo que lo suelo hacer yo en la primera curva! Fuimos unas cuantas vueltas juntos y ha conseguido algunas inclinadas impresionantes cuando giraba en curva».

Highlights técnicos

Marca: Kawasaki
Modelo: KX450F
Año: 2017
Cilindrada: 449cc
Potencia: CV
Peso: 108.8kg
Precio: 8.699 €
Después fue el turno del barro. Los pilotos de Kawasaki se acercaron al circuito de motocross de Motorland Aragón, donde dos unidades de la Kawasaki KX450F con el dorsal 25 del piloto belga les esperaban. Jonathan Rea hizo algunos ajustes en la maneta del embrague y en la posición del pedal del freno trasero y rápidamente se pusieron a girar juntos, como si fueran compañeros de equipo desde hace tiempo.

«Jonathan está a un buen nivel. Tiene talento para el motocross», comentó Desalle. «La KX450F es una moto exigente y Jonathan ha hecho el cambio muy fácilmente». Para Rea poder rodar junto a Clément fue algo increíble. «Es como un sueño. No ha podido ser mejor y seguro que sorprenderá a la gente que vea el Rider X Over en Youtube», dice el campeón del mundo de SBK.