El neozelandés ya vuela con la RC213V-S por el Mountain Course

Uno de los momentos más esperados del TT de la Isla de Man era ver en acción por primera vez a la Honda RC213V-S, la MotoGP de calle con la que Bruce Anstey y el Valvoline Racing están participando en esta edición del Tourist Trophy. El piloto neozelandés acabó quinto en los primeros entrenamientos de la categoría de Superbike y consiguió la velocidad punta más alta de la jornada, con 311,24 km/h. La nueva montura de la firma del ala dorada es un auténtico cohete, algo que queda claro en este vídeo publicado por Martimotos, en el que Anstey despega las dos ruedas del suelo al paso por Ballacrye.


 

Te recomendamos


 

1 comentario

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Volver a la home