El cortacésped más rápido del mundo

El prototipo de cortacésped de Honda, Mean Mower V2, pilotado por Jess Hawkins y con motor de Honda CBR1000RR SP, ha roto el récord del mundo de aceleración al subir hasta 160 km/h en sólo 6,29 segundos. ¡Te lo mostramos!


Seguro que os acordáis del Mean Mower V2, el brutal cortacésped de Honda con el que busca romper diversos récords de velocidad. Ahora, vuelve a la palestra con un récord Guinness convirtiéndose en el cortacésped más rápido en acelerar de 0 a 160 km/h. El mes pasado, realizaron la prueba definitiva en el circuito Dekra Lausitzring, cerca de Dresden (Alemania), donde asistió también un notario de la entidad Guinness que tiene que certificar y adjudicar el récord. El Mean Mower V2 consiguió una media de aceleración de 0 a 160 km/h en sólo 6,29 segundos.

El ‘obús’ fue pilotado por Jess Hawkins, una piloto de karts, coches y stunt. Como podéis ver en el vídeo más abajo, se trata de un vehículo que tiene que correr de lo lindo, claro está, pero para obtener el título evidentemente tiene que ser capaz de cortar césped. Ya que estaba, se puso a cortar hierba a los lados de la pista… Ha habido que hacer modificaciones para alojar las baterías que propulsan las cuchillas y la cadena de transmisión de las ruedas traseras. Pero es que además, por fuera tiene que «parecer un cortacésped», por lo que en este caso su parecido con el modelo Honda HF 2622 es evidente ¡y una buena campaña de publicidad!

Ya conocíamos el Mean Mower V2 del año pasado e incluso de récords anteriores, ya que en 2014 una primera versión logró una velocidad de 116,87 mph (más de 188 km/h). En esta ocasión, el reto de Honda junto al Team Dynamics (socio en el campeonato de British Touring Car) sube un nivel con partes específicas, diseños concretos, materiales avanzados e incluso impresión en 3D.

El componente motero lo pone su motor, ya que cuenta con el ‘cuatro cilindros’ en línea de la Honda CBR1000RR SP, que alcanza los 200 cv de potencia a 13.000 rpm, una cifra que es el doble del Mean Mower original en un chasis muy ligero que consigue un conjunto de sólo 69,1 kg, lo que nos da un ratio potencia-peso por encima del supercoche Bugatti Chiron.

La aceleración fue medida en dos pasadas en ambos sentidos en el intervalo de una hora dejando el tiempo oficial en la media: 6,29 segundos.

El equipo aprovechó para poner en pista el ‘cacharro’ y consiguió una velocidad máxima de 150,99 mph (242,99 km/h), muy por encima del récord de la primera versión.

Actuales Honda CBR1000RR Fireblade