El Honda más rápido de la historia

Honda ha creado el vehículo más rápido de su historia. Se trata de un streamliner con un pequeño motor tricilíndrico de 660 cc, proveniente del coche Honda S660 y que lo ha empujado en el desierto de Bonneville hasta los 421 km/h.



Estos días varios equipos han estado en el famoso desierto salado de Bonneville para batir récords de velocidad. Como sabéis, Guy Martin y Triumph lo han intentado, pero se han encontrado dificultades. También ha estado la fábrica de Honda, que ha conseguido su vehículo más rápido de la historia con sólo un pequeño motor de 660 cc.

El Honda S Dream Streamliner, así se llama este ‘torpedo’, toma este motor del coche deportivo Honda S660 y lo ha catapultado hasta una velocidad máxima de 421,446 km/h. Con esta marca, no sólo consigue ser el motor de 660 cc más rápido que se ha hecho nunca arrasando con la anterior marca de 366,4 km/h, sino que se convierte en el vehículo fabricado por Honda más rápido de su historia al batir los 397 km/h conseguidos por el fórmula 1 BAR-Honda en 2006.

Para ello, la marca japonesa eligió a 16 jóvenes ingenieros de la fábrica (de entre 100 voluntarios) para crear el Honda S-Dream. El tricilíndrico ha tenido que sufrir modificaciones en los cilindros, pistones, cigüeñal y válvulas con el objetivo de sacar más del triple de la potencia para la que había sido diseñado (unos 64 cv). También se han reforzado bielas y el bloque inferior, ahora de acero.

Tras realizar algunos tests en Japón, pusieron rumbo a Utah, no sin obstáculos. En las primeras pruebas en Bonneville, el piloto Hikaru Miyagi se quejó de la poca visibilidad que tenía, ya que le faltaban referencias en el inmenso desierto para seguir la dirección correcta. El equipo se puso manos a la obra llevando el S-Dream a un centro de desarrollo de Honda en California donde rediseñaron el cockpit y otras partes.

Durante la Semana de la Velocidad de Bonneville se puso en pista el Honda S-Dream, pero fue incapaz de conseguir el récord. Sin embargo, poco después el equipo fue invitado de nuevo al desierto para intentarlo de nuevo y, ahora sí, rompió la marca ya el primer día y en varias ocasiones hasta pararlo en 421 km/h. Incluso alcanzó una punta de 428 km/h pero no lo consiguió repetir en la vuelta del recorrido, indispensable para que el récord sea oficial.

Galería de fotos


Vídeo