«Gaviotazo» que acabó en caída…

Las gaviotas, en ocasiones protagonistas durante el GP de Australia, fueron las causantes de un accidente durante unas tandas en Phillip Island… Por suerte, no hubo consecuencias para el piloto.


Las gaviotas son parte de la esencia de Phillip Island. Sabes que están ahí y que pueden aparecer en cualquier momento, sólo hay que esperar no tener la mala suerte de que una se cruce en tu camino -o, mostrando empatía, que ellas no tenga la mala suerte de cruzarse en el tuyo-.

Ya vimos en la carrera de MotoGP en 2015 con Andrea Iannone que un «gaviotazo» te puede sorprender en cualquier momento. En su caso, fue en la llegada a la curva 10 y cuando iba liderando la carrera, y se saldó con un golpe en el que Iannone tuvo que agachar la cabeza y la pobre gaviota impactó contra el carenado de su Ducati, agujereando el mismo.

Este año también vimos una situación similar cuando una gaviota chocó contra Marco Bezzecchi, también le agujereó el carenado y el italiano tuvo que parar en boxes durante la segunda sesión de entrenamientos libres.

El caso que vas a encontrar a continuación pudo tener consecuencias mucho más graves. En plena tanda, dos motoristas se encontraron con una gaviota a la salida de la curva 12, uno de los puntos más rápidos del circuito, que además da acceso a la recta de meta.

Uno de ellos, a los mandos de una Aprilia RSV4, recibió el impacto de una gaviota, perdió el control de su moto y se fue hacia fuera de la curva, donde no pudo hacer nada por esquivarle quien venía detrás. La caída fue fea, muy rápida y su Yamaha YZF-R1 quedó totalmente destrozada. Afortunadamente, el piloto salió ileso…