Ser uno de los mejores deportistas del planeta implica tener millones de fans por todo el mundo. No te pierdas el gesto de Marc Márquez con este niño en Austin y la reacción del pequeño cuando vio a su ídolo.

Marc Márquez se caracteriza por ser uno de esos pilotos que mejor cuida a sus aficionados y que siempre se para a firmar autógrafos y a hacerse fotos con ellos, a pesar de la enorme multitud que habitualmente le espera. En el paddock de Austin, el piloto del Repsol Honda tuvo gran detalle con un niño que esperó para poder ver de cerca a su ídolo y que, probablemente, nunca olvidará ese momento. Marc se detuvo para regalarle sus deslizaderas firmadas y el pequeño respondió con un sincero abrazo al piloto español. Sin duda, un entrañable momento.

 

Te puede interesar