Goodwood festival: Troy Corser supera a John McGuinness con una BMW R57 de 1929

En el Goodwood festival se ven todo tipo de motos, pero una carrera en circuito donde pilotos como Troy Corser supera a John McGuinnes con una BMW R57 de 1929, y encima le da una palmadita en pleno adelantamiento, es algo digno de ver.


Este año en el Goodwood Festival 2018 se han dado múltiples citas, pilotos, preparaciones espectaculares, y un divertido calendario lleno de eventos. En este caso vamos a recordar una de las carreras celebradas, el Barry Sheene Memorial Trophy, una carrera en memoria del piloto británico Barry Sheene, donde John McGuinnes lideraba sobre una Norton Comando de 1953, hasta que Troy Corser le adelanta tras una espectacular remontada en una moto de 80 años. Esta moto es nada más ni nada menos que una BMW R57 de 1929. Te cagas.

Díganme señores, si estas carreras no deberían volver. Motos de la época de nuestros abuelos rodando a ritmos realmente increíbles, bajo la mano de pilotos actuales (bueno quizá no tan actuales).

Troy Corser fue un piloto de WSBK en la era de Carl Fogarty, Slight, John Kocinski, Kagayama, Edwards, Bayliss… etc y es un afincado en el Goodwood festival, realizno hazañas sobre motos octogenarias, aunque no siempre le sale bien, como cuando se fue al suelo con una BMW de 1935 en 2016.

Mientras que John McGuinnes es el piloto de Road Races más laureado en la actualidad (vivo), el llamado King of the Mountain y señor de Man. A pesar de su edad, sigue siendo un piloto muy competitivo, como ha demostrado este año en el GP de Macao 2018, incluso habiéndose roto la pierna meses atrás, sigue en posiciones competitivas. En este caso, parece ser que Troy Corser es mucho Troy y junto a una BMW R57 de 1929, sin suspensión, con cambio suicida en el costado derecho teniendo que cruzar su brazo izquierdo en cada cambio, frenos de tambor macerados y neumáticos que prefiero no saberlos, ha demostrado que aún se puede rodar rápido con ella.