Poniendo al límite el ContiScoot

El Continental ContiScoot es un neumático pensado para scooter, pero la marca ha querido poner al límite esta goma llevándola al circuito. Te mostramos unas imágenes en su entorno natural, pero también en situaciones extremas de pilotos.


Más contenidos Continental


Sin duda alguna, esta temporada la novedad más llamativa de la marca alemana ha sido el ContiTrailAttack 3, la nueva evolución de la gama trail para los amantes de los viajes en moto que suelen realizar sus viajes por asfalto. De hecho, nosotros pudimos comprobar sus mejoras en una presentación internacional en la isla griega de Creta plagada de complicaciones de las que salió perfectamente airoso. Sin embargo, para algunos quizá pasó inadvertida otra de las novedades del catálogo de Continental para este año, el ContiScoot, una nueva goma premium desarrollada para el segmento de scooter y que ha aprovechado el buen resultado obtenido con el desarrollo del ContiRoadAttack 3 para aplicarlo a medidas más pequeñas.

Desde Continental Moto España han querido comprobar todo lo que promete el ContiScoot y han montado una pareja de estos neumáticos premium en un maxi-scooter KYMCO para ver cómo se comporta en el día a día. Y no ha defraudado. La nueva goma ofrece una gran agilidad y confianza en el agarre, tanto en seco como en mojado, y desde el primer momento en frío, valorando también los altos niveles de confort buscados en tus desplazamientos diarios.

A la vez, las escuelas de pilotos colaboradoras de Continental, Noyes Camp y Adan Racing, ha elegido montar el ContiScoot en sus motos de entrenamientos de pequeñas dimensiones con las que son compatibles. Estos ejercicios los realizan jóvenes pilotos y alumnos de todas las edades que suelen acudir a sus cursos para mejorar su técnica de pilotaje. Como podéis imaginar y ver en el vídeo, las motos consiguen inclinaciones realmente increíbles.

Si el ContiScoot rinde de esta manera en circuito con las máximas exigencias, se trata de una goma en la que puedes confiar al cien por cien en la calle, ¿no crees?