El piloto privado Andy Winkler parece haber saltado a la fama gracias a una extraña caída que sufrió en el pasado Supercross de Detroit. A pesar del aparatoso incidente sufrido durante los entrenamientos libres, no tuvo consecuencias graves para el piloto americano. Lo que sí consiguió fue caldear en pocos días las redes sociales de todo el mundo con este espectacular vídeo.