Suzuki no es una marca que se caracterice, no al menos en los últimos años, por lanzar muchas novedades ni por ser, las que sacan, modelos despampanantes. Pero algo está cambiando en el seno de Hamamatsu y las novedades presentadas durante 2015, la GSX-S1000 y GSX-S1000F podrían marcar el final de una época y el comienzo del futuro de Suzuki.

Suzuki-GSX-S-1000-MBK10-3580

Suzuki GSX-S1000, la naked

La Suzuki GSX-R1000 de 2008 cuenta con la etiqueta de ser una de las superbike mejor compensadas de la saga GSX-R, y de esa fuente bebe esta supernaked que ha heredado su parte ciclo y su propulsor para, incorporando algunas soluciones técnicas de última generación, aterrizar en el mercado enarbolando el mismo argumento, ser uno de los modelos más compensados de este competido segmento.

Con un diseño tan agresivo como atractivo, la que podríamos calificar como la primera supernaked de la historia Suzuki, tiene un comportamiento muy divertido; la posición de conducción junto a la ausencia de carenado, te hacen sentir muy próximo al tren delantero y en una posición que incita a disfrutar de la conducción.

Aunque puede ser muy contundente, tiene un comportamiento muy noble que está reforzado por unas soluciones electrónicas que permiten tener a la “caballería” bien atada y sin posibilidad de que se desboque.

Suzuki-GSX-S-1000-MBK10-3405

Suzuki GSX-S1000F, la polivalente

Sólo con utilizar este envolvente carenado, hemos pasado de una supernaked a una sport-turismo; y es que esta moto, que no persigue prestaciones extremas, permite ofrecer varias caras siempre con un perfil muy amable.

No nos engañemos, con sus 145 cv esta japonesa es capaz de dar mucha guerra y, partiendo de que utiliza la parte ciclo y el motor de una de las superbike con más historia del mercado, esta discreta sport-turismo es capaz de sorprender a los que se dejen engañar por su aspecto.

La estructura que compone el carenado, que añade una porción de peso en la zona frontal, le hace ganar aplomo y cambia levemente su comportamiento para pasar a ser una moto más neutral, tranquila e indicada para, además de los recorridos diarios, escapadas de media o larga distancia. La protección aerodinámica es todo un regalo –sobre todo, teniendo en cuenta a su hermana– y aunque no podríamos tildar a esta japonesa de una moto turística, sí es una perfecta combinación entre versatilidad y deportividad que la convierten en una polivalente de altos vuelos.

Vida nueva

A los que nos gusta que el sector de la moto goce de buena salud y saque pecho exhibiendo cierto poderío, no nos ha gustado ver cómo Suzuki, una de las cuatro grandes japonesas, ha estado un tiempo adormecida, sin sonoros lanzamientos ni modelos especialmente llamativos.

Pero todos sabemos que las cosas de palacio van despacio y parece que en el seno de Suzuki se lleva “cocinando” un cambio desde hace algún tiempo que hará virar el rumbo de la marca.

Ni la GSX-S1000, ni su hermana con carenado, son representativas de este nuevo cambio, pues se trata de dos modelos que siguen la filosofía de una etapa anterior que parece que llega a su fin, pero esto no quiere decir que estas motos no sean una excelente opción o dignas de presentar batalla a sus actuales contendientes.

Según los responsables de Suzuki, lo que prepara la marca es algo apasionante y dinámico, nuevas motos que sin perder contacto con la realidad, tendrán ese punto de emoción que nos encanta; precisamente aspectos que se podrían aplicar directamente a las motos que probamos en esta ocasión.

Las GSX-S1000 y GSX-S1000F no contarán con un sistema de sobrealimentación como el que veremos próximamente en la ya famosa Recursion, ni tienen sistemas electrónicos propios de las más avanzadas MotoGP, pero sí tienen una mezcla perfecta de dinamismo, pasión, potencia y versatilidad que las convierte en fieles compañeras de a diario y, la a vez, en excelentes guerreras para librar las más duras batallas por carretera.

Ambas heredan el propulsor y parte ciclo de la GSX-R1000 de 2008, por lo que no le temen a las carreteras reviradas ni a los ritmos rápidos, mientras que sus 145 cv son más que suficientes para garantizar las sensaciones más intensas.

Si bien ambas pueden sacar pecho cuando se habla de prestaciones y de comportamiento deportivo, más lo pueden hacer cuando la conversación gira en torno a la suavidad de manejo, a la facilidad de conducción o al confort en marcha.

En resumen, estas dos japonesas, que bien podrían ser el enlace perfecto entre dos etapas en la historia de la marca, aportan un extra de cordura que sabrán valorar aquellos que, atraídos por modelos potentes como éstos, no quieran llegar al extremo de hacerse con una supernaked radical con las que conviven nuestras protagonistas.

Comparativa Suzuki GSX-S1000 y Suzuki GSX-S1000F

4 claves por las que yo me compraría una Suzuki GSX-S1000/F

Suzuki-GSX-S-1000-MBK10-3528

PARTE CICLO

Herencia de la Suzuki GSX-R1000 de 2008, ambas GSX-S cuentan con una parte ciclo que llega con todas las garantías para ofrecer un excelente comportamiento. No cuenta con el mejor equipamiento en lo que respecta a las suspensiones, pero esto es coherente con una filosofía que no persigue las prestaciones sino un buen comportamiento general. El equipo de frenos viene presidido por sendas pinzas radiales Brembo que ofrecen todas las garantías y tienen un tacto tan firme como contundente; un solo dedo es suficiente para detenerlas en apenas unos metros. Aunque sean prácticamente hermanas gemelas, la ausencia de careando hace que la GSX-S1000 sea más ágil y rápida en los cambios de dirección e incluso algo nerviosa cuando aceleramos con fuerza, mientras que la versión carenada tiene un poco más de aplomo delante y es ligeramente más perezosa.

Suzuki-GSX-S-1000-MBK10-3203DISEÑO

Sobre gustos no hay nada escrito; esto es algo que todos tenemos muy claro. Yo me decantaría por la versión naked de estas nuevas Suzuki, que en mi opinión me parece que tiene un aspecto rompedor y muy atractivo –sobre todo cuando la ves en directo–. Pero la comodidad que ofrece un carenado no es algo de lo que se pueda prescindir fácilmente y más en una moto que podrá convertirse en tu mejor aliada para el día a día por lo que, teniendo en cuenta su versatilidad, comodidad y facilidad de conducción, creo que le daría menos peso a la parte estética y me inclinaría en este caso por la versión carenada, ¿o quizá no?

Suzuki-GSX-S-1000-MBK10-3145MOTOR

Además de la parte ciclo, estas motos también heredan la planta motriz que ha recibido los pertinentes cambios para dulcificar su respuesta e inclinar su comportamiento hacia una mayor versatilidad. Cuenta con ayudas electrónicas de última generación como el S-DMS –Suzuki Drive Mode Selector–, que permite elegir entre tres modos de conducción diferentes con mayor o menor intervención del control de tracción.

Contando con 145 cv, ambas son capaces de rodar a ritmos muy elevados, por lo que la GSX-S1000F tiene cierta ventaja en este punto al ofrecer una mayor protección aerodinámica.

Suzuki-GSX-S-1000-MBK10-3324COMPORTAMIENTO

Como ya hemos dicho antes, la ausencia de carenado hace que la GSX-S1000 pueda ofrecer un comportamiento más ágil, divertido y agresivo, algo que valorarán los que se sientan más atraídos por la parte más radical de este modelo y que agradecerán cuando se pongan a sus mandos.

Si por el contrario, has puesto tu punto de mira en un modelo más coherente que destaque por ser tan versátil como apasionante, la GSX-S1000F será tu candidata perfecta.

En cualquier caso, sin grandes alardes, ambas ofrecen un conjunto muy bien compensado con el que ofrecen una apasionante alternativa en el segmento supernaked por un precio muy contenido que marca la referencia.

Ficha técnica Suzuki GSX-S1000 y Suzuki GSX-S1000F

MarcaSuzukiSuzuki
ModeloGSX-S 1000GSX-S 1000 F
Motor4 cilindros 4T, DOHC, refrigeración líquida4 cilindros 4T, DOHC, refrigeración líquida
Potencia146 CV a 10.000 rpm146 CV a 10.000 rpm
Par rpm106 Nm a 9.500 rpm106 Nm a 9.500 rpm
AlimentaciónInyecciónInyección
EmbragueMultidisco en baño de aceiteMultidisco en baño de aceite
Cambio6 marchas6 marchas
Transmisión sec.CadenaCadena
Tipo chasisN.D.N.D.
BasculanteAluminioAluminio
Suspensión delanteraTelescópica invertida, muelle helicoidal, aceite amortiguadoTelescópica invertida, muelle helicoidal, aceite amortiguado
Suspensión traseraTipo enlace, muelle helicoidal, aceite amortiguadoTipo enlace, muelle helicoidal, aceite amortiguado
Freno delanteroDoble discoDoble disco
Freno traseroDisco únicoDisco único
Peso209 Kg212 Kg
Depósito gasolina17 l.17 l.